Aerolíneas

Air France se asocia con startup suiza para introducción el blockchain en la industria aérea.

A través de un comunicado publicado en su página oficial, Air France-KLM anunció una asociación con la startup suiza Winding Tree para “desarrollar la tecnología Blockchain en la industria de viajes”.

Según la compañía aérea, el objetivo de este nuevo acuerdo es proporcionar, a través de la tecnología Blockchain, “una oferta de viajes más ventajosa para los clientes” y que sea más rentable para los proveedores, en particular mediante la reducción del número de intermediarios.

Air France-KLM es la mayor compañía aérea en el mundo en términos de ganancias operativas totales, y la tercera en términos de pasajeros-kilómetros. La misma fue creada en el 2004 luego de la fusión entre Air France y KLM.

El sistema de contrato inteligente de Winding Tree se encuentra actualmente en su versión alfa según la hoja de ruta pública de la compañía, sin embargo, la aerolínea está dispuesta a proporcionar toda la información necesaria para mejorar el sistema.

Por otro lado, la vicepresidente del estrategia e innovación de Air France-KLM, Sonia Barrière, mostró su optimismo respecto a esta nueva alianza: “Estamos orgullosos de ser uno de los primeros grupos de aerolíneas en unirse a Winding Tree para desarrollar la tecnología Blockchain“, dijo. Además, señaló que la empresa busca diseñar soluciones para que sus clientes tengas un viaje más cómodo y ajustado a sus necesidades.

También aprovechó la oportunidad para señalar que “con la tecnología Blockchain, nuestro objetivo es revolucionar los intercambios dentro de la industria de viajes para nuestros clientes “.

Por último, el fundador de Winding Tree, Pedro Anderson también dio la opinión de su compañía: “Estamos entusiasmados de unirnos a ellos en su objetivo y compromiso para convertirse en la aerolínea líder… y estamos encantados de presentar la tecnología Blockchain como la herramienta necesaria para lograr una innovación real y una mayor satisfacción del cliente“.

Por Ricardo Romero – Coincrispy