La Industria

Las aerolíneas van a necesitar 40.000 aviones más en 20 años.

El fabricante estadounidense aeronáutico Boeing y el consorcio europeo Airbus han presentado sus previsiones sobre el número de aviones que van a precisar las compañías aéreas en los 20 próximos años (2018-2037), tanto para renovar sus flotas como para dar atención a la mayor demanda de vuelos por parte de la población mundial, dado que se calcula un incremento de pasajeros del orden de un 4,4% anual en ese periodo.

Aunque no se han puesto de acuerdo estos dos gigantes del sector de la industria aérea, sus cifras son muy similares, transmitidas a través de sus informes comerciales (Commercial Market Outlook), y en ambos casos están muy próximas a las 40.000 unidades. El incremento del número de pasajeros, que al cierre de 2017 estaba en unas cifras superiores a los 4.000 millones, se van casi a duplicar, y las aerolíneas van a tener que prepararse para hacer frente a ese crecimiento, a la vez que a dar un mejor servicio en sus trayectos, lo que se reduce a una adquisición del nuevo parque que se ofrece a nivel aéreo. Hacer frente a esta demanda también va a suponer duplicar, prácticamente, la flota, que si bien en el año 2015 era, a nivel mundial, de 22.510 aparatos, al cierre de 2037 van a superarse los 45.240.

Para la estadounidense Boeing, en los próximos 20 años va a producirse una demanda, una necesidad, por parte de las compañías aéreas de 39.620 unidades, que representan, a precio de catálogo, un volumen de inversión de 5.900 millones de dólares. En cuanto al tipo de aviones más demandados, este fabricante hace hincapié en los de pasillo único, es decir, aquellos que tienen una capacidad de entre 90 y 230 pasajeros según el desarrollo de la familia de este tipo de aparato, con unas 28.140 unidades, el 71,02% del total de los aparatos que sean comprados por las aerolíneas -bien para ir renovando su parque aéreo, o para aumentar la flota-. Este tipo de aviones supondría un coste, de más o de menos, 3.000 millones de dólares. Son aparatos destinados a cubrir medio radio.

De este tipo de pasillo único, Boeing apunta a su modelo B737, del que tiene cinco versiones diferentes y que puede ofrecer una configuración que va desde unas 110 hasta las 220 plazas. Se trata del avión más vendido de todo el mundo, con más de 10.000 unidades ya en el aire y otras 4.600 que serán entregadas en estos años.

En lo que respecta a los aviones de doble pasillo y una mayor capacidad, el análisis de Boeing va en función, precisamente, de la posibilidad del número de plazas con que puede configurarse cada uno. Todos los modelos poseen la autonomía suficiente para el largo radio. Así, de los aparatos con capacidad de entre 200 asientos y 300, las líneas aéreas van a precisar 5.140 unidades, con un coste de unos 1.350 millones. Aquí se inscribe la familia Boeing del modelo B767, aunque tiene una posibilidad de capacidad superior.

Hay otro tipo de avión de pasillo doble, con mayor rango de vuelo aún, y con un ofrecimiento de entre 300 y 400 plazas. De este tipo de aparatos, Boeing cree que van a necesitarse 3.470 unidades, por ser aquellas que más van a ser demandadas por los países emergentes, sobre todo en la región Asia-Pacífico. Y que supondría una inversión de 1.250 millones de dólares. Un avión del tipo señalado puede ser, de acuerdo con su configuración, el B787.

Y por último están los aviones de doble pasillo y de la mayor capacidad, que pueden transportar más de 400 pasajeros. Para Boeing, las compañías van a solicitar unos 530 aparatos, con un importe de 2.200 millones de dólares. Éste es el caso de los grandes modelos del fabricante estadounidense, B747 y B777.

Por su parte, Airbus apunta en su estudio de mercado a la necesidad de unos 37.390 aviones nuevos, de los que 26.540 serían de aumento de flota, y el resto, 10.850, es decir un tercio del total, de sustitución. El valor de la inversión sería de 5.800 millones de dólares. Y apunta a que el 60% correspondería a países emergentes. En su análisis, el fabricante europeo también considera a los aparatos de pasillo único como los que más serán adquiridos por las compañías aéreas, y los cifra en 28.550 unidades. De este tipo Airbus cuenta con la familia A320, que puede transportar hasta 220 pasajeros -A319, A320, A321-.

Los de pasillo doble, los cataloga en tres tipos diferentes: los de capacidad de hasta 335 plazas, donde considera necesarias 5.480 unidades -sería el caso, en su catálogo, del modelo A330-; de hasta 366-400 plazas se apuntan 1.760 unidades -caso de su A350 en diferentes versiones-; y los 1.590 aparatos que forman parte de lo que se llama extra largo, o con capacidad para más de 400 pasajeros.

Por: Felipe Alonso – El Economista