Aerolíneas

La aerolínea irlandesa Aer Lingus rediseña el icónico trébol de sus aviones.

La aerolínea irlandesa Aer Lingus, integrada en el grupo de aviación británico IAG, presentó hoy su nueva imagen corporativa, en el primer cambio de marca que acomete en 20 años para reflejar ahora una Irlanda “moderna y cambiante”.

Su director de operaciones, Mike Rutter, reveló en un acto celebrado en el aeropuerto de Dublín el nuevo diseño del icónico trébol verde que ha acompañando a la antigua compañía de bandera nacional desde su creación en 1936.

La planta más representativa de Irlanda se ha “inclinado ligeramente” para reflejar “dinamismo y velocidad”, mientras que se ha acentuado la forma de corazón de sus tres hojas para destacar la “calidez y hospitalidad” de la marca, explicó la aerolínea en un vídeo promocional.

La cola y los motores de sus aviones Airbus 330-300 serán a partir de ahora azules y el resto del cuerpo del aparato completamente blanco, al tiempo que el tipo de letra “diodrium” ha sido la elegida para el nombre de la compañía.

En el citado vídeo se detalló el proceso seguido para rediseñar la imagen de Aer Lingus, parte de IAG junto a British Airways y las españolas Iberia y Vueling.

La cinta hace referencia a los históricos referéndums celebrados en Irlanda en 2015 y 2018 para legalizar los matrimonios homosexuales y el aborto, respectivamente, vistos como momentos clave en la transformación y modernización de este país.

Los esfuerzos por refrescar su aspecto encajan también con los planes de expansión de la aerolínea en las rutas hacia norteamérica, para “conectar aquellos que viven en Montreal con Marsella, en Berlín con Boston y en Cork con Croacia”, apuntó su consejero delegado Séan Doyle.

El primer vuelo de unos de los renovados aparatos de Aer Lingus saldrá mañana desde Dublín con destino al aeropuerto John Fitzgerald Kennedy de Nueva York.

Respecto al coste de este lavado de cara, los medios irlandeses calculan que se sitúa en unos dos millones de euros, aunque los directivos de Aer Lingus no ha querido dar detalles.

Por EFE

Foto: Paul Quinn