Aerolíneas

Emirates, “decepcionada” porque Airbus deje de fabricar el avión A380.

La aerolínea Emirates se mostró hoy “decepcionada” por la decisión del grupo europeo Airbus de dejar de fabricar su avión gigante A380 en 2021, del que era el principal cliente.

“Emirates ha sido un partidario incondicional del A380 desde su inicio. Si bien estamos decepcionados por tener que abandonar nuestro pedido y tristes porque el programa no se haya podido mantener, aceptamos que ésta es la realidad de la situación”, dijo el jeque Ahmed bin Said al Maktoum, presidente y director ejecutivo de la compañía.

Según Airbus, el problema definitivo del A380, un aparato con capacidad para más de 500 pasajeros que fue lanzado ante la saturación de los aeropuertos de las grandes metrópolis mundiales, ha venido de Emirates, que ha decidido cambiar una parte de sus encargos para sustituirlos por los A330 y A350.

La aerolínea, que de acuerdo con los pedidos vigentes hasta ahora debía haber recibido en total 162 unidades del A380, finalmente se quedará con 123, tras recibir 14 aparatos más hasta el final de 2021.

A cambio ha suscrito un nuevo contrato con Airbus por 40 unidades del A330-900 y 30 del A350-900 por un valor de 21.400 millones de dólares, se indica en un comunicado.

“El A380 es un maravilloso avión amado por nuestros clientes y nuestra tripulación”, señaló Al Maktoum en la nota, antes de añadir¨: “seguirá siendo un pilar de nuestra flota hasta bien entrada la década de 2030”.

El consejero delegado de Airbus, Tom Enders, explicó hoy en un comunicado que “como resultado” de la decisión de Emirates de cambiar parte de sus encargos “no hay una base que sustente la producción del A380, a pesar de todos los esfuerzos de venta que hemos realizado con otras aerolíneas en los últimos años”.

Al respecto, Emirates dijo que los A330 y A350 “complementarán la combinación de flotas de Emirates, apoyarán el crecimiento de nuestra red y darán más flexibilidad para atender a la demanda estacional”, dijo Al Maktoum, que añadió que estos aparatos “jugarán un papel importante en nuestros futuros planes de flota y red”.

Explicó que los A330 se desplegarán en los destinos regionales de Emirates, por lo que prestará servicios a aeropuertos más pequeños y permitirá “abrir nuevas rutas conexión para su red global”, se apunta en la nota.

Mientras que los A350 “complementarán las operaciones de larga distancia de Emirates, brindando al operador una mayor flexibilidad en términos de capacidad de despliegue en vuelos de 8 a 12 horas desde su sede en Dubái”.

Pese a esta decisión de Airbus, el gigante aeronáutico europeo anunció hoy que incrementó un 29 % su beneficio en 2018, hasta 3.054 millones de euros, respecto al año anterior.

Por EFE

Foto: Gerry Stegmeier