La Industria

Boeing 797, el avión que revolucionará los vuelos low cost.

El proyecto del nuevo Boeing 797 puede avanzar a pasos lentos, o su anuncio oficial demorarse más de lo previsto. Pero los expertos coinciden en que cuando vea la luz puede protagonizar la nueva revolución del sector, con una acelerada expansión de los vuelos de bajo coste.

Este futuro modelo tendrá dos configuraciones: el 797-6 presentará una capacidad de 228 pasajeros y una autonomía de 8.330 kilómetros, y el B797-7 transportará a 267 personas, pero con un alcance menor, de 7.778 kilómetros.

El hueco que falta llenar

Estos modelos encajarían en el denominado NMA, acrónimo de Mitad del Mercado, el salto que hay entre modelos de corto y medio radio como el A320neo, los B737 MAX -9 y -10 y el A321neo por un lado, y los de largo y ultra largo alcance, como los B787 -8 y -9, los A330neo -800 y -900 y el A350-900. El caído en desgracia A380 ya no entra en la ecuación.

El primer grupo puede transportar de 165 a 206 pasajeros, con un alcance de 6.300 a 7.400 kilómetros; mientras que el segundo incluye modelos con un rango de 13.600 a 15.000 kilómetros, y una capacidad de 242 a 325 pasajeros.

Entre ambos segmentos hay una diferencia de costes de casi 100 millones de euros entre las aeronaves, una oportunidad que el B797 puede exprimir con eficacia.

La carta ganadora para las low cost

Se estima que el B797 puede tener un precio de mercado de 105 a 130 millones de euros, considera Simple Flying, un precio que puede ser asumible por las compañías low cost. Pero el gran valor añadido para estas aerolíneas es su bajo rendimiento, que puede potenciar el modelo de negocio.

El B797 tendrá una tecnología que hereda lo mejor del B787 y los nuevos B777X, que permitirán reducir los costes operativos en un 40%. Este descenso se puede trasladar al bolsillo de los pasajeros, y le permitiría a las low cost optimizar todavía más sus márgenes del negocio para ofrecer más vuelos y a nuevos destinos.

La expansión de los aeropuertos secundarios

Con esas prestaciones será posible realizar más vuelos low cost de largo radio, como varias compañías los realizan en el Atlántico Norte con aviones como el B787 Dreamliner; pero la diferencia es que los aeropuertos secundarios también serán protagonistas.

Los pasajeros siempre preferirán rutas punto a punto antes que realizar escalas en grandes hubs. Así, no sería raro en menos de una década ver rutas como Málaga-Boston, Montevideo-Sevilla o Girona-El Cairo con esta nueva revolución del bajo coste.

“No tengo dudas que habrá una gran demanda para esta aeronave”, dijo George Dimitroff, jefe de análisis de la consultora Flight Ascen Consultancy, al Washington Post. “Son nuevas oportunidades para el low cost y los vuelos de largo radio…Creo que el B797 las llevará un paso más adelante”.

Ansias por renovar la flota

Boeing dice –sin confirmarlo oficialmente- que hay 57 aerolíneas interesadas en el B797. Ryanair sigue atentamente las noticias de este modelo, así como Delta y United Airlines, propietarias de una gran flota de B757.

Este modelo ya tiene 35 años de vida “y muchas aerolíneas están ansiosas por reemplazarlas por un modelo” que pueda servir tanto para vuelos domésticos como para operaciones transatlánticas, dijo el analista John Strickland, de JLS Consulting, a The Telegraph.

A pesar de que Airbus puede quitarle una importante cuota de mercado con el A321neo de largo radio y la versión ultra A321XLR, Boeing quiere que en el 2025 su nuevo avión esté volando por los aires. Solo falta que de la luz verde final.

Por Cerodosbe