Aeropuertos

España: Aena ensaya el embarque en avión por reconocimiento facial.

Aena ha puesto en marcha hoy junto a Air Europa un proyecto piloto en el aeropuerto de Menorca que permite a los pasajeros acceder a la zona de embarque y subirse al avión mediante un reconocimiento facial utilizando detectores biométricos. El proyecto, desarrollado por las empresas Everis ADS y Dormakaba, es el primer sistema de identificación biométrica para autoembarque que se pone en funcionamiento en un aeropuerto español.

Esto es posible gracias a la incorporación de reconocimiento biométrico facial y a un proceso inicial de inscripción (enrolamiento). Este registro previo se lleva a cabo en el momento en el que el usuario llega al aeropuerto y se puede realizar de dos formas: en el mostrador de facturación o a través de un nuevo quiosco sin personal que ha sido diseñado específicamente para este proyecto.

El citado proceso de enrolamiento incluye tecnologías como la verificación de documentos mediante la aplicación de tres luces (visible, infrarroja y ultravioleta) o la incorporación de reconocimiento facial con detección de prueba de vida, lo que impide el uso de fotografías, vídeos o máscaras (sistema anti-spoofing). Tras el registro del usuario, la información se envía al gestor de identidades biométricas de Aena por un canal cifrado.

Posteriormente, cuando el viajero se acerque al primer filtro de seguridad que limita el acceso a la zona de embarque, se tomarán varias imágenes que se contrastarán con el gestor de identidades. Conforme se produce la identificación, las puertas se abrirán una vez verificada la validez y supervisando el paso de un único pasajero, sin que el usuario precise utilizar una tarjeta de la aerolínea.

Algo similar ocurrirá en la puerta de embarque, en la que no será necesario presentar ningún tipo de documentación. Una vez se comprueba la información biométrica, el sistema recuperará de forma automática la tarjeta de embarque y la enviará a la puerta, permitiendo la entrada en el avión.

El aeropuerto elegido para llevar a cabo la prueba piloto ha sido el de Menorca, dónde los pasajeros de Air Europa que quieran participar en el proyecto podrán hacerlo con una simple operación que será válida durante el tiempo que se prolongue el proyecto piloto, inicialmente previsto para un año.

Por Ramón Muñoz – El País