La Industria

La FAA dará a conocer en mayo avances sobre investigación del Boeing 737 MAX.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) informará a los reguladores de la aviación internacional el próximo mes sobre el trabajo de la agencia en términos de cuándo el Boeing 737 Max puede regresar al servicio, lo que algunos países han señalado que tienen la intención de decidir por su cuenta.

La FAA convocó la reunión del 23 de mayo “para proporcionar a los participantes el análisis de seguridad de la FAA que informará sobre su decisión de devolver la flota de 737 Max al servicio en EU una vez se realice”, dijo en un comunicado.

De acuerdo con la agencia, los expertos en seguridad estarán disponibles para responder las preguntas planteadas por los otros reguladores, en un momento en el que deben considerar si permitir que los vuelos se reanuden en sus países.

El anuncio se genera cuando la FAA espera la propuesta formal de Boeing de cambios en el 737 Max con la intención de abordar aquello a lo que se enfrentaron los pilotos en dos accidentes fatales desde octubre y que cobraron la vida de 346 personas.

Los accidentes se han relacionado con el sistema de aumento de las características de maniobra del 737 Max, o MCAS, que empuja automáticamente hacia abajo la punta del avión para prevenir un bloqueo.

En ambos choques, los pilotos se esforzaron por mantener el avión en alto después de que el sistema se activó por datos erróneos del sensor y finalmente causaron los fatales accidentes.

Los reguladores de la aviación en China, la Unión Europea, Canadá y otros lugares detuvieron los vuelos poco después de que un 737 Max operado por Ethiopian Airlines se estrellara el 10 de marzo.

Inicialmente, la FAA dudó en inmovilizar los aviones, citando evidencia insuficiente para vincular el accidente de marzo con la pérdida del Lion Air 737 Max que se hundió en el mar de Java en octubre pasado.

Después de obtener datos y evidencia física reciente que muestran claras similitudes entre los desastres, y después de que decenas de otros países hubieran inmovilizado la aeronave, la FAA detuvo todos los vuelos el 13 de marzo.

Por separado, la FAA convocará el 29 de abril una revisión conjunta de la certificación original del 737 Max con las autoridades de aviación de ocho países, entre ellos Canadá, China, Brasil y la Unión Europea.

El trabajo de la Revisión Técnica de Autoridades Conjuntas es independiente del análisis de la FAA sobre los cambios propuestos por Boeing al 737 Max para determinar cuándo puede volver al servicio, según la agencia.

Por Ryan Beene – Bloomberg , El Financiero