Aeropuertos

Los Ángeles-LAX renacerá como un aeropuerto para millennials.

Para cuando el aeropuerto de Los Ángeles termine su renovación se encumbrará como uno de los aeródromos más avanzados tecnológicamente, con una propuesta gastronómica y comercial pensada para las futuras generaciones.

En el aeropuerto se invertirán 12.500 millones de euros hasta el 2023, en un proceso que se inició hace cinco años con la nueva terminal internacional Tom Bradley.

Una extensión de esta infraestructura, la terminal satélite Midfield, abrirá el año que viene y marcará un hito en la experiencia de los pasajeros.

Tecnología de avanzada

Según describe Kathryn Smits, vicepresidenta del ente de turismo de Los Ángeles a Travel Pulse, esta nueva terminal tendrá controles biométricos en las puertas de embarque. Además, tras pasar su móvil por un escáner, los pasajeros recibirán mapas personalizados adjunto a su billete electrónico.

Smits califica al nuevo aeropuerto de Los Ángeles como un centro pensado para millennials. “Sabemos que los viajeros de esa generación son nativos digitales y el uso de tecnologías inteligentes garantizan que tengan la mejor experiencia de viaje”.

Otras novedades tecnológicas son la posibilidad de reservar un coche, ordenar comidas o bebidas en los locales gastronómicos o gestionar compras en las tiendas desde el móvil, incluso antes de que pongan un pie en el aeropuerto.

También será posible usar servicios de check-in automáticos y que un rápido escaneo del rostro sirva como billete de acceso al avión.

Propuestas gastronómicas

Algunos de los restaurantes y bares más emblemáticos de Los Ángeles, sobre todo aquellos con gran ascendencia entre la población de menores de 30 años, estarán presentes en el nuevo aeropuerto.

Algunos de ellos son Trejo’s Tacos y Urth Café en la terminal 1, Border Grill y James Beach en el sector internacional Tom Bradley, Lemonade y Ford’s Filling Station en la terminal 5, Blu2 en la seis, entre otros.

Convertirse en polos comerciales

El objetivo del aeropuerto es, como otros grandes hubs del mundo, pasar de ser un centro de transbordo de pasajeros en un polo económico, donde además de matar el tiempo los viajeros tengan un gran abanico de opciones de gastronomía, ocio, comerciales y de relax.

El año pasado esta terminal gestionó el tránsito de 87,5 millones de pasajeros, el cuarto con más volumen en el mundo y el segundo en EEUU tras el de Hartsfield-Jackson de Atlanta.

Este es el hub más importante entre este país y el Pacífico, y la intención del ente de turismo es que las conexiones sirvan para conocer a la ciudad. Para ello ofrece el transporte gratuito LAX Fly Away, que acerca desde las terminales a diversos puntos de Los Ángeles.

Además esta organización ofrece tours de 24 y 48 horas para tener una visita, aunque sea a vuelo de pájaro, de esta intensa ciudad.

Por Cerodosbe