Aerolíneas

Qantas acelera la jubilación de sus Boeing 747.

Qantas se suma a las aerolíneas que jubilan al Boeing 747, una de las aeronaves más emblemáticas de los últimos 50 años. Para fines del 2020 la compañía australiana dejará de operar esta aeronave, que está siendo reemplazada por el B787 Dreamliner y el A380 en sus rutas transoceánicas.

Como parte de este paulatino pase a retiro Qantas anunció que el próximo 3 de diciembre partirá el último vuelo hacia San Francisco, bajo el código QF73.

Una vez que los pasajeros hayan bajado y que la cabina se haya limpiado, el Jumbo discretamente pondrá rumbo hacia el desierto de Mojave, en California, donde quedará aparcado en un cementerio de aviones a la espera de ser desguazado.

Uno año más de vida hacia Hawái

Técnicamente Qantas seguirá usando el B747 para volar a EEUU, porque esta aeronave se mantendrá al menos un año más en la ruta Sídney-Honolulu.

También se la seguirá utilizando para viajar a Vancouver, con lo que se mantendrán las operaciones en territorio norteamericano un poco más.

El cambio por el B787

Los Ángeles, que en otros años fue uno de los principales aeropuertos para el B747 de Qantas, dejó de recibir a la Reina de los cielos en diciembre del año pasado.

Además del A380, para las rutas a EEUU la aerolínea del canguro confiará en sus nuevos B787 Dreamliner.

El cambio implica una considerable reducción de pasajeros por vuelo. En un B747 Qantas puede transportar a 364 personas, mientras que el Dreamliner llegan a las 236 plazas, entre 42 de business, 28 de económica premium y 166 de económica.

A favor del B787 está que el vuelo es más cómodo por su mejor presurización y su menor ruido. Además la clase business disfrutará de los nuevos asientos Vantage XL, mientas que los viajeros en los A380 tendrán una cabina más confortables tras el proceso de modernización que emprendió la aerolínea en sus 12 aeronaves.

La despedida de la Reina de los cielos

Boeing vendió 1.500 B747 en los 50 años de vida de este avión. Un tercio de ellos siguen en operaciones, pero cada vez más aerolíneas lo reemplazan por modelos de dos motores más livianos y con un menor consumo de combustible.

En EEUU United Airlines dejó de usarlos en noviembre del 2017, y Delta tomó la misma medida meses más tarde.

British Airways, que tiene 34 B747 en su flota, los irá retirando paulatinamente en los próximos cinco años, mientras que Virgin Atlantic los jubilará en tres años.

La compañía británica había renovado los interiores de 21 aeronaves, que seguirán volando hasta el 2024. Los otros 13 Jumbos que no pasaron por el lifting serán los primeros en dejar de operar.

Por Juan Pedro Chuet-Missé – Cerodosbe

Foto: Philip B Hosking