Aeropuertos

Una nueva huelga en Francia puede sembrar el caos en los cielos europeos.

Una nueva huelga de los controladores franceses, que arranca esta tarde a las 19:00 horas y se prolongará hasta las 6:00 de la mañana del viernes, amenaza la actividad de la mayoría de aerolíneas europeas, sobre todo las que operan desde los propios aeropuertos franceses, pero también en el resto de regiones aéreas. Los paros están enmarcados en las dos jornadas de huelga de los trabajadores del sector público en Francia.

Según el lobby Airlines for Europe (A4E), la huelga provocará 550 vuelos cancelados y afectará a más de 75.000 en toda Europa. Además, el sector aéreo espera múltiples retrasos y reorganización de rutas por los problemas operativos que generarán los paros en las torres de control. Aviación Civil en Francia ha pedido a las compañías que vuelan a gran mayoría de aeropuertos franceses que reduzcan su actividad en un 30%. Según la A4E una huelga similar obligó a cancelar 900 vuelos en mayo del 2018, año récord en incidencias laborales en el sector. Del total de 30 huelgas de controladores el año pasado, 22 se originaron en Francia.

Las aerolíneas europeas, todas afectadas en mayor o menor medida, urgen a los políticos franceses que implanten medidas preventivas para evitar afectar los derechos de los consumidores, como un preaviso de notificación individual de 72 horas para los trabajadores, según un comunicado.

Vueling ha cancelado, como mínimo 50 vuelos en los dos próximos días, sobre todo al aeropuerto de Orly (París), uno de los más afectados por las cancelaciones. La aerolínea también opera a Charles de Gaulle, el aeropuerto internacional, pero el tráfico de este está menos afectado, ya que, según informan fuentes aéreas francesas, al parecer las autoridades galas han concentrado la afectación en los aeropuertos secundarios. De esta manera, en principio no se ven afectados la mayoría de vuelos de Air France, con base en Charles de Gaulle, con los aeropuertos españoles, según confirmó la compañía.

Otras aerolíneas, como EasyJet, avisan también que sus vuelos pueden verse afectados, ya que el 65% operan a través del espacio aéreo francés. Por su parte, Ryanair e Iberia avisan a sus pasajeros de la posibilidad de incidencias y de las alternativas ofrecidas, como cambio de billetes y reubicación en otros vuelos.

Por Aintzane Gastesi, La Vanguardia