American Airlines cancela 55,000 vuelos y deja en tierra la mitad de su flota.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

American Airlines cancelará 55,000 vuelos en abril y estacionará 450 aviones, aproximadamente la mitad de su flota, en respuesta a la disminución de la demanda y las restricciones de viaje debido a la pandemia del coronavirus.

Todos los vuelos internacionales de larga distancia de la empresa se suspendieron hasta el 6 de mayo, incluidas todas las rutas desde el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) a Aruba, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, El Salvador, Saint Maarten y Perú. Todos los vuelos a Europa también fueron cancelados, con la excepción de un vuelo diario desde Miami y Dallas a Londres Heathrow, y tres vuelos semanales desde Dallas a Tokio Narita.

El servicio a otros países del Caribe y Centroamérica se está manejando país por país, ya que cada uno ha instituido diferentes restricciones de viaje debido al virus. Un portavoz de American dijo a el Nuevo Herald que los seis vuelos que operan diariamente entre Miami y La Habana continuarán volando con normalidad.

El Departamento de Estado emitió el jueves un “Aviso de salud global de nivel 4” instando a los estadounidenses a que no viajen internacionalmente y que regresen a los Estados Unidos si pueden, lo que podría conducir a más recortes de vuelos.

Los vuelos nacionales en American Airlines caerán un 30 por ciento en abril y se esperan reducciones adicionales en mayo. La aerolínea normalmente opera más de 350 vuelos diarios desde el MIA.

En una carta enviada el jueves a los empleados, el presidente de AA, Robert Isom, dijo: “Esta es una crisis diferente a cualquier otra que hayamos enfrentado en el pasado. Juntos, seguiremos siendo agresivos en todos los frentes para asegurarnos de que el futuro de los estadounidenses esté intacto (…) Estamos en la lucha de nuestras vidas y ganaremos. Ahora es el momento de unirse y manifestarse contra un enemigo común”.

La aerolínea, que es el tercer empleador privado más grande en el condado de Miami-Dade, con más de 13,500 empleados, ofreció licencias voluntarias sin pago a la mayoría de los empleados.

La compañía está ofreciendo una jubilación anticipada para empleados con 15 años de servicio, lo que les permitiría mantener su atención médica a tasas activas de empleados. Las licencias voluntarias también se ofrecerán a algunos miembros del personal administrativo y de apoyo.

Isom, el presidente de la compañía, anunció una congelación de contratación y congelación de pago. Se suspendieron las nuevas clases de entrenamiento de tripulantes de cabina.

Según el Dallas Morning News, AA está sacando una línea de crédito de $1,000 millones de Citibank para pasar los próximos meses.

“Si bien estos pasos no tienen paralelo en nuestra historia, esperamos que la demanda caiga aún más antes de mejorar”, dijo Isom en la carta. “Se están trabajando más reducciones de red en tiempo real a medida que vemos disminuir las reservas”.

La aerolínea está eximiendo las tarifas de cambio a los clientes que compraron boletos antes del 15 de marzo para viajar a Europa, incluido el Reino Unido o Irlanda, hasta el 31 de mayo. El equipo de reservas de American se comunicará con los clientes cuyos vuelos hayan sido cancelados directamente por correo electrónico o por teléfono. Los clientes que reservaron a través de un agente de viajes serán contactados por su agencia directamente. Si se cancela un vuelo y un cliente decide no volver a reservar, puede solicitar un reembolso completo visitando aa.com/refunds.

“La propagación de COVID-19 termina si todos nosotros seguimos las pautas de los CDC, practicando el distanciamiento social y educándonos con hechos”, dijo Isom.

“Del mismo modo, nuestro futuro comienza con todos nosotros brindando un servicio aéreo esencial para mantener a nuestro país en movimiento, cuidándonos unos a otros y a nuestros clientes”, agregó.

Por Michelle Kaufman y Mario J. Pentón – El Nuevo Herald