Cómo es el proceso de desinfección de la cabina de los aviones.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Con la rápida propagación del coronavirus en el mundo y la facilidad con la que se trasmite, las aerolíneas quedaron en el ojo de la tormenta como los demonios que llevan el virus de un país a otro y facilitan el contagio entre pasajeros.

Pero rápidamente, para garantizar a los viajeros y tripulantes estándares de seguridad introdujeron nuevos protocolos de limpieza e higiene que combate el Covid-19 y que se replican de una empresa a otra.

Desde Aerolíneas Argentinas informaron que todos los aviones cuentan con un sistema de aire acondicionado que posee filtros especiales de alta eficiencia (HEPA) que permiten la renovación del aire de la cabina de manera frecuente y también captura partículas de diferentes tamaños, incluyendo los virus. Este filtro, que utilizan todas las aerolíneas comerciales, remueve los virus en un 99.97%, además polvo, alérgenos y microbios del aire que circula en la cabina. El filtro es similar a los que se usan en los quirófanos, lo que permite un ambiente más limpio y seguro, que disminuye la probabilidad de contagio entre los pasajeros.

Luego de cada vuelo, los empleados a cargo de la limpieza de las aeronaves, desinfectan los aviones con un producto químico de amplio espectro de uso aeronáutico.

Latam implementó procedimientos de aseo especial para sus aviones, que cuentan con un sistema de recirculación que renueva el aire del avión cada 3 minutos, con sistemas de filtros de última generación.

Por su parte, Emirates, incorporó en todos los aviones que salen de Dubai un proceso de limpieza mejorada y una desinfección completa en todas las cabinas, especialmente en las superficies.

La aerolínea utiliza una sustancia química ecológica aprobada para matar virus y gérmenes que además deja una capa protectora duradera contra la nueva contaminación de virus, bacterias y hongos.

El proceso de limpieza incluye una limpieza integral de todas las superficies, desde ventanas, mesas de bandejas, pantallas, reposabrazos, asientos, controles en el asiento, paneles, rejillas de ventilación y compartimentos superiores en la cabina, hasta baños, galeras y áreas de descanso de la tripulación.

Todo esto se realiza además de otros procedimientos normales como cambiar las fundas de los reposacabezas en todos los asientos, reemplazar los materiales de lectura, pasar la aspiradora, etc.

Este proceso de limpieza lo ejecutan en una hora, con un equipo de 18 limpiadores para los Boeing 777 y un equipo de 36, para el A380. En un período de 24 horas en un día normal, unos 230 aviones pasan por este proceso.

Si se descubre que un avión transportaba un caso sospechoso o confirmado de Covid-19, se implementará una limpieza y desinfección profunda en un proceso que demora entre seis y ocho horas en completarse. Esto incluye desempañar los interiores de la cabina y la nebulización con desinfectante en todos los muebles, y reemplazar las fundas y cojines de los asientos en el área afectada.

Turkish sumó a un equipo de limpieza especial: antes de la entrada del personal de limpieza estándar, cuatro personas se ocupan de la limpieza profunda con desinfectantes fuertes usando géneros de microfibra en diferentes colores.

Por La Nación