Airbus pone a la venta seis aviones fabricados originalmente para AirAsia.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Airbus ha puesto a la venta cuatro aviones A320neo y dos A321neo originalmente fabricados para AirAsia, después de que esta compañía de Malasia renunciara a hacerse cargo de ellos, según supo la agencia Reuters.

Esta medida es un signo de la profundización de la crisis en la industria de la aviación causada por la pandemia de coronavirus, que algunos analistas advierten que podría llevar a una venta de aviones rechazados.

Al igual que otras aerolíneas que buscan ahorrar efectivo en medio de bloqueos y prohibiciones de viaje que han paralizado sus negocios, AirAsia ha dicho que no necesita más aviones este año.

Los fabricantes generalmente insisten en que una aerolínea recibe los aviones que se han construido, al tiempo que muestra flexibilidad en las fechas de entrega de los aviones que aún no se han producido, especialmente para los principales clientes.

Airbus ha invitado a presentar ofertas por los cuatro A320neo y los dos A321neo construidos para AirAsia, según las fuentes y un documento confidencial visto por la agencia.

Los compradores pueden obtener los aviones de Francia o Alemania en junio, junto con el equipo opcional a bordo encargado por AirAsia.

El cofundador de AirAsia, Tony Fernandes, dijo este mes que el grupo no tenía ingresos y que el 96% de su flota estaba en tierra. Agregó que “AirAsia es fuerte y permanece firmemente enfocado en el futuro”.

Un ministro de Malasia dijo a Reuters el pasado viernes que fusionar AirAsia con la compañía Malasia Airlines en situación de pérdidas era una de las opciones para “salvarlos”.

Dado que la mayoría de las aerolíneas luchan financieramente y son reacias a aceptar entregas, la medida podría llevar a la presión de otros clientes a encontrar nuevas propietarios para aviones que ya no desean, lo que provocaría una venta más amplia de aviones no entregados, dijeron las fuentes.

Airbus ha dicho que ya tiene 60 aviones construidos que no puede entregar, en parte por razones logísticas. En segundo lugar, Airbus se enfrenta al riesgo de que cualquier acuerdo de reducción de precios establezca un precedente para futuras ventas de aviones.