Colombia: Aerolíneas esperan que reactivación de vuelos domésticos sea en los primeros días de julio.

Aunque ya el Gobierno dijo que a partir del primero de septiembre los vuelos internacionales podrán operar, las aerolíneas están a la espera de la reactivación del mercado doméstico y los protocolos de bioseguridad que establecerán las entidades de control.

En este sentido, el diario La República habló con varios presidentes de empresas áreas que indicaron que, como marchan las cosas, esperan iniciar operaciones entre el primero y 15 de julio. Sin embargo, cabe aclarar que la última palabra la tiene el Gobierno Nacional por medio del Ministerio de Salud y luego las alcaldías, pues las administraciones distritales son las que deciden si abrir o no los aeropuertos, dependiendo de cómo avanza la pandemia en cada urbe.

Además, indicaron que son fechas aspiracionales y que respetarán cualquier decisión que tomen las autoridades. Alfonso Ávila, presidente de EasyFly, indicó que una vez se acepten e implementen los protocolos de bioseguridad y los alcaldes reciban el visto bueno para abrir los aeropuertos, se iniciaría un plan piloto en el que se seleccionarán unas pocas rutas y se analizará el comportamiento con respecto al covid.

“Yo creo que para el primero de julio se puede dar todo para volver a operar, pero si hay un alcalde dinámico lo puede conseguir antes, siempre y cuando cumpla con todos los requisitos”, expresó Ávila.

Por ejemplo, el alcalde de Pereira ofreció al Aeropuerto Internacional Matecaña para que se realicen los pilotos, pues la pandemia en esa ciudad presenta buenas cifras. Las pruebas se realizarían con otra ciudad que haya tenido buen manejo del virus.

Félix Antelo, presidente de Viva Air, indicó a LR que aspiran a que los cielos nacionales se vuelvan a abrir antes del 15 de julio. Sin embargo, enfatizó en que todo depende del Ministerio de Transporte. De acuerdo con Andrés Uribe, gerente de Iata para Colombia, aspiran que la próxima semana se defina la fecha para iniciar los vuelos regulares en el país.

“Esperamos que el 15 de junio nos digan a partir de qué fecha, ojalá en julio, se puedan empezar los vuelos comerciales. Ya hay permiso para hacer los vuelos pilotos, sin embargo, se necesita autorización de los alcaldes de la ciudad de origen y de destino”, expresó.

Santiago Álvarez, director de Latam Colombia, no dio una fecha de cuando cree que reactivarán las operaciones, pero sí dijo que “la apertura debe ser lo antes posible y bajo el estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad”.

“Hacemos un llamado urgente a los distintos alcaldes de país para que incluyan esta industria en sus procesos de reactivación de la economía”, expresó.

Entre tanto, Avianca informó que “solo sabemos que retomamos vuelos internacionales el 1 de septiembre y estamos listos para operar nacionales cuando nos indiquen”.

Cómo van los protocolos

De acuerdo con una fuente cercana al proceso, los protocolos de bioseguridad ya están en el Ministerio de Salud siendo analizados y solo faltaría la retroalimentación o visto bueno. Sin embargo, las aerolíneas han avanzado en sus propias medidas o vislumbran otras tantas que pueden servir para mantener la seguridad de los pasajeros y los trabajadores.

Julián Laverde, vicepresidente de operaciones de red de Avianca, indicó a LR algunas de las medidas que implementarían una vez se dé la autorización para operar. Por ejemplo, la aerolínea no ofrecería entretenimiento en los vuelos, es decir, los pasajeros no podrían manipular las pantallas y estas solo servirían para dar información.

“El servicio a bordo inicialmente en vuelos nacionales se va a limitar a agua a demanda para evitar el contacto. Como vemos las cosas, tampoco se permitiría el equipaje de mano. Únicamente permitirá el equipaje en bodega. Esto para evitar la congestión al momento de abordar y desabordar los aviones”, explicó.

Igualmente, lo que tendrían los protocolos son medidas de distanciamientos social de dos metros en los counter y salas de espera, así como medición de temperatura y el uso obligatorio de tapabocas. Igualmente, el abordaje y desabordaje será por grupos más reducidos. Lo anterior, llevará a que los pasajeros deban estar con más tiempo de anticipación en los aeropuertos.

Los directivos enfatizan en que un avión es el lugar cerrado más seguro para estar.

Por José González Bell – La República

Foto: Daniel Calle