Arabia Saudita: Así será el nuevo aeropuerto inspirado en los espejismos del desierto.

¿Es un aeropuerto o un espejismo? Precisamente las ilusiones ópticas que se generan en el desierto sirvieron de inspiración al estudio de arquitectura Norman + Foster en el diseño de un nuevo aeropuerto internacional que servirá de puerta en entrada a Amaala, el resort turístico de ultralujo que se construye al norte de Arabia Saudita.

Un edificio de formas geométricas y cubierto de espejos que se despliega en el desierto recibirá a los exclusivos viajeros, una gran obra de arte que anticipa las experiencias que les esperan en el complejo, que cuenta con 3.800 km en la costa del Mar Rojo y albergará, cuando esté finalizado en 2028, 2.500 habitaciones de hotel y 800 villas y residencias, 200 tiendas y boutiques de atla gama, restaurantes e instalaciones de bienestar, todo en el interior de la Reserva Natural Príncipe Mohammad bin Salman.

El aeropuerto-espejismo

El aeropuerto comprende una terminal y una torre, precisamente las conceptualizadas por el estudio británico Foster + Partners, mientras que el plan maestro del aeropuerto es obra del grupo internacional de consultoría e ingeniería Egis.

Cuando se complete, en 2023, el aeródromo tendrá capacidad para un millón de viajeros anuales, entre ellos los huéspedes “mas exigentes del mundo”.

La estructura, según sus responsables, se inspira en el entorno circundante, lo que se resulta en un fascinante efecto espejismo. Incluye un amplio patio central con elegantes interiores repletos de obras de arte y servicios personalizados ya que busca “reflejar el espíritu de hospitalidad ultralujoso de Amaala”.

El resultado: una suerte de club privado con detalles como hangares climatizados disponibles para los jets privados y servicios de transfer terrestres a los que acceder desde el propio hangar.

El socio ejecutivo senior de Foster + Partners, Gerard Evenden, lo describe como “un nuevo modelo para terminales privadas que proporciona la experiencia perfecta desde el acceso hasta el avión”. Por ello, añade en un comunicado, “La experiencia del pasajero en todo el edificio será similar a la de un club privado para socios: lujoso y relajante”.

Y es que, como parte del resort Amaala, “los visitantes serán recibidos por experiencias personalizadas desde el momento en que bajen del avión. Desde el diseño hasta la personalización, este no será un aeropuerto común”, señala el director ejecutivo del complejo, Nicholas Naples.

Además de encarnar el lujo de Amaala, el aeropuerto cumple con los más altos estándares de diseño ambiental y sostenibilidad, según la firma Egis, “es operacionalmente versátil e incorpora la última tecnología en cuanto a aeropuertos y los más elevados estándares en cuanto a oferta”.

Controversia

Sin embargo, tampoco está exento de controversia. Según publica The Architects ‘Journal, el proyecto pone en entredicho los esfuerzos de Foster + Partners en cuanto a la reducción de carbono y el compromiso con la emergencia climática recogido en el manifiesto Architects Declare, al que el estudio se ha adherido.

En 2018, Norman Foster suspendió su papel de asesor para el proyecto Neom, una megaciudad de 500.000 millones de dólares también en Arabia Saudita tras la muerte del periodista Jamal Khashoggi.

Amaala

También a principios de este año se conocía que el estudio HKS Architects era el escogido para el desarrollo del plan maestro de dos de las áreas que integran Amaala, Triple Bay y Coastal Development que, junto a The Island, ofrecerán diferentes propuestas de ocio y relax a los visitantes a orillas del Mar Rojo.

Por Cerodosbe