Caza F-15 de EE.UU. acosa a un avión de Mahan Air sobre Siria y causa varios heridos.

Varios pasajeros de un vuelo de Mahan Air que hacía la ruta Teherán – Beirut resultaron heridos el jueves mientras sobrevolaba Siria después de que el piloto se viera obligado a hacer un cambio brusco de altitud para evitar la colisión con un avión de combate estadounidense. Según informaron medios iraníes, el caza “acosó” al Airbus.

El ejército de EE.UU. admitió que el caza era suyo pero matizó que su F-15 volaba a una distancia segura. El Capitán Bill Urban, el portavoz principal del Comando Central estadounidense, explicó que el avión estaba realizando “una inspección visual estándar de un avión de pasajeros a una distancia segura de aproximadamente 1.000 metros esta noche”.

“La inspección visual ocurrió para garantizar la seguridad del personal de la coalición en la guarnición de At Tanf”, argumentó Urban. “Una vez que el piloto del F-15 identificó el avión como un avión de pasajeros de Mahan Air, el F-15 abrió con seguridad la distancia del avión”. Agregó que la interceptación se llevó a cabo de conformidad con las normas internacionales.

Sin embargo, para el piloto del avión iraní, perteneciente a Mahan Air, la aproximación del caza no fue para nada segura. El avión de combate llegó a estar a una distancia de 100 metros del Airbus A310 iraní, dice la televisión estatal.

Las aeronaves, a la altitud que volaba el vuelo comercial, deben mantener una distancia de al menos 600 metros para asegurar evitar que choquen entre sí, aunque aún así los aviones que viajan tan cerca pueden verse afectados por la estela turbulenta del otro aparato.

Los datos del vuelo registrados por el localizador de aviones FlightRadar24.com muestran que el avión subió de 34.000 pies a 34.600 pies en menos de dos minutos en el momento aproximado del incidente, y bajó nuevamente a 34.000 pies un minuto después.

Imágenes difundidas en las redes sociales muestran los nervios y miedo que se vivió dentro del avión durante la maniobra de cambio de altitud y los minutos posteriores. En la grabación se ve a un niño con la cabeza vendada. La agencia oficial de noticias IRIB de Irán habló con un pasajero que explicaba que su cabeza había golpeado el techo del avión, y un video mostraba a un pasajero anciano tirado en el piso.

Todos los pasajeros abandonaron el avión, algunos con heridas leves, dijo a Reuters el jefe del aeropuerto de Beirut.

El incidente trajo cierta confusión. En un primer momento, los medios iraníes acusaron a Israel de estar detrás de la maniobra y hablaron de dos cazas, en vez de uno.

Las tensiones han aumentado entre Teherán y Washington desde 2018, cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, cerró el acuerdo nuclear de Irán de 2015 con seis potencias y volvió a imponer sanciones que han socavado la economía de Irán.

Pero es que además Israel y Estados Unidos han acusado durante mucho tiempo a Mahan Air de transportar armas para guerrilleros vinculados con Irán en Siria y en otros lugares. Estados Unidos impuso sanciones a Mahan Air en 2011, argumentando que apoyaba financieramente a la Guardia Revolucionaria de élite de Irán.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Mousavi, anunció que se tomarán las acciones legales y políticas necesarias, según el portal web del ministerio.

Por La Vanguardia

Foto: Dmitriy Pichugin / Wikimedia