El aeropuerto Lima (Perú) confirma que tendrá una segunda pista de aterrizaje en 2022.

El Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, aledaño a Lima, tendrá una segunda pista de aterrizaje en 2022 y una nueva torre de control en 2021, según declaró el presidente peruano, Martín Vizcarra, al visitar las obras, con la meta de recibir a 35 millones de pasajeros hacia 2024.

El terminal aéreo es el principal de Perú y actualmente en sus 150 hectáreas tiene capacidad para recibir a 23 millones de pasajeros al año, pero la expectativa es duplicar esa cifra en 2041 cuando hayan concluido las obras de ampliación en 700 hectáreas adicionales.

Tras la cuarentena decretada en marzo para contener la pandemia de la COVID-19, las obras de ampliación se retomaron en mayo en el terminal como parte de la primera fase de la reactivación económica.

El mandatario peruano dijo este jueves, al visitar las obras de construcción de la segunda torre de control, que “el proyecto del terminal aéreo debió iniciarse en el 2005. Su capacidad operativa había rebasado y era urgente su ampliación”.
“Por ello, cuando asumimos la gestión (en 2018), le dimos especial prioridad a esta obra de suma importancia para el Perú”, añadió.

El proyecto de ampliación del aeropuerto comprende la construcción de una segunda pista de aterrizaje, una nueva torre de control, las cuales están en obras, y un nuevo terminal de pasajeros con una inversión de 1.500 millones de dólares.

“La segunda pista debe estar concluida el año 2022, pero para operar necesitamos una nueva torre de control. No hacemos la segunda pista para que funcione de manera alterna, deben funcionar las dos de manera simultánea”, explicó Vizcarra a la prensa.

La segunda torre tiene la cimentación concluida y se está construyendo la estructura que tendrá una altura de 65 metros.

Una vez que se concluya la ampliación del aeropuerto, el terminal original dejará de ser utilizado para el vuelo de pasajeros, según adelantó en noviembre Lima Airport Partners (LAP), la empresa que opera el aeropuerto internacional.

Después de la paralización por la cuarentena, las obras se han reanudado en la etapa del “lado aire” que incluyen la nueva torre de control y la construcción de una segunda pista de aterrizaje, además de calles de rodaje, estación de rescate y banco de ductos.

La fase final del proyecto, que deberá estar lista en 2024, se centrará en las obras de “lado tierra”, en las que se construirá una nueva terminal aérea y edificios de soporte, con una plataforma de aviones y planta de servicios.

Por EFE