La FAA prepara normativa para el Boeing 737 MAX, que no volvería a volar antes de octubre.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) dijo este martes que planea promulgar en el “futuro cercano” una propuesta normativa de aeronavegabilidad para el Boeing 737 MAX, en un intento por abordar los cambios realizados desde que el avión tuvo que suspender los vuelos en marzo de 2019 tras dos accidentes en que murieron a 346 personas.

Un funcionario informado sobre el tema dijo a Reuters que es poco probable que la FAA permita volar al 737 MAX antes de octubre. Boeing ha dicho que espera reanudar las entregas antes del 30 de septiembre luego de la aprobación regulatoria.

El portavoz de Boeing Gordon Johndroe dijo que el cronograma para que el avión vuelva a volar será determinado por los reguladores.

“Boeing está trabajando estrechamente con la FAA y otros reguladores internacionales para cumplir con sus expectativas mientras trabajamos para que el 737 MAX reanude los servicios de manera segura”, dijo Johndroe.

La crisis por la puesta en tierra del 737 MAX, alguna vez el avión más vendido, le ha costado al fabricante de aviones estadounidense más de 18.000 millones de dólares, además de reducir la producción, obstaculizar su cadena de suministro y generar investigaciones penales y legislativas aún en curso.

La FAA dijo que la gente tendrá 45 días para comentar “los cambios de diseño propuestos y los procedimientos de tripulación para mitigar los problemas de seguridad identificados durante las investigaciones posteriores a los accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines”.

La FAA señaló que todavía hay algunos pasos clave antes de que el avión pueda reanudar el servicio comercial.

El 1 de julio, la FAA dijo que había completado tres días de vuelos de prueba de certificación para el sistema de control de vuelo automatizado del 737 MAX.

Por David Shepardson – Reuters