Advierten que Aeroméxico reduciría aún más su flota por reestructura.

El plan de reestructura financiera que Aeroméxico inició al apegarse al capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos podría desencadenar una nueva reducción de la flota operativa de la aerolínea nacional, pues ya devolvió 19 de sus aeronaves en una primera instancia.

Brian Rodríguez, analista del sector aéreo en Monex Casa de Bolsa, dijo que Aeroméxico aprovecharía el respaldo de la Corte estadounidense para realizar modificaciones en sus equipos operados.

“La empresa se encuentra en un momento importante de reestructura, lo que podría implicar una oportunidad para reducir su flota actual”, advirtió Rodríguez a El Financiero.

Como informó a El Financiero, la Corte del Distrito de Nueva York autorizó a Aeroméxico a rescindir el contrato de arrendamiento del 15.4 por ciento de su flota aérea.

Además, la firma busca que la Corte acepte la designación de SkyWorks como asesor en la reestructura de la flota de Aeroméxico, así como la manutención de dicha empresa en todo el proceso de reacomodo financiero al que la línea aérea se sometió bajo el capítulo 11.

“Los deudores designan a SkyWorks como su asesor para una reestructuración de las obligaciones con Boeing con respecto a algunos aviones 737 MAX”, señala la moción presentada ante autoridades en Estados Unidos.

Según versiones públicas, Aeroméxico tendría un pedido de hasta 90 equipos MAX del fabricante Boeing, de los cuales sólo recibió 6, que no ha podido operar y por lo que, hasta antes de la adhesión al capítulo 11, esperaban una segunda indemnización.

El recorte de la flota implicaría una forma de preservar efectivo, estrategia que desde el primer trimestre la línea aérea implementó al posponer indefinidamente las nuevas adquisiciones de flota.

Hasta el cierre de 2019, la aerolínea buscaba actualizar la flota de su filial Connect, con una renovación de sus equipos Embraer.

Por Aldo Munguía – El Financiero