EE.UU. sanciona a empresas emiratíes por apoyar a la aerolínea iraní Mahan Air.

El Gobierno de EE.UU. anunció este miércoles sanciones contra las empresas Parthia Cargo y Delta Parts Supply, con sede en los Emiratos Árabes Unidos, por su apoyo a Mahan Air, aerolínea presuntamente vinculada a la Guardia Revolucionaria iraní.

Las sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU. también afectan al iraní Amin Mahdavi, propietario y director gerente de Parthia Cargo, quien vive en los Emiratos Árabes Unidos.

“Estas compañías han proporcionado repuestos clave y servicios logísticos a Mahan Air”, empresa incluida por EE.UU. desde diciembre de 2019 en su lista de entidades sancionadas por sus presuntos vínculos con el terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva, dijo el Tesoro en un comunicado.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin indicó en la nota que “el régimen iraní utiliza Mahan Air como una herramienta para difundir su agenda desestabilizadora en todo el mundo, incluidos los regímenes corruptos en Siria y Venezuela, así como los grupos terroristas en todo Oriente Medio”.

Mnuchin advirtió que Estados Unidos “continuará tomando medidas contra quienes apoyan a esta aerolínea”.

Según el Gobierno estadounidense, Parthia Cargo y Delta Parts Supply ayudan a Mahan Air al mantenimiento de su flota de aviones, con lo que ésta transporta “terroristas y carga letal a Siria para apuntalar a los asesinos del régimen de (Bashar Al) Assad”.

Recientemente, según EE.UU., Mahan Air ha llevado “técnicos y equipos iraníes a Venezuela para apoyar los esfuerzos del régimen del presidente Nicolás Maduro para reactivar la producción energética arruinada por la corrupción y la mala gestión”.

Parthia Cargo y Amin Mahdavi son objeto de acusaciones penales en los tribunales de EE.UU., por la supuesta reexportación sin licencia de repuestos para aeronaves en Irán en violación a las sanciones impuestas a Teherán, recordó el Tesoro.

Así mismo, “ha transportado operativos, armas, equipo y fondos” de la Guardia Revolucionaria iraní en apoyo a operaciones regionales terroristas, así como armas y personal para el grupo chií libanés Hizbulá, aliado de Irán.

Estados Unidos acusa a Mahan Air de haber enviado “de forma rutinaria” desde el comienzo de la guerra civil en Siria combatientes y material “para apuntalar al régimen de Assad, lo que ha contribuido a las atrocidades del régimen y al desplazamiento de civiles”.

Parthia Cargo, con sede en Dubái, es un agente de transporte de carga de Mahan Air que le ha enviado regularmente piezas de aeronaves, algunas de origen estadounidense, a Teherán, directamente o desde compañías fachada en Estambul, dijo el Tesoro.

El Tesoro recordó que en julio del año pasado ya emitió una advertencia a la industria de la aviación civil sobre el peligro de sanciones económicas en caso de “brindar apoyo no autorizado a las aerolíneas iraníes (…) involucradas en facilitar la operación del régimen iraní o respaldar a las milicias y grupos que éste apoya”.

Como fruto de estas sanciones, quedan congeladas todas las propiedades que los afectados pudieran tener en EE.UU., mientras que los estadounidenses y sus empresas no podrán hacer negocios con ellos.

En mayo de 2018, el presidente de EE.UU., Donald Trump, retiró a su país del acuerdo nuclear suscito con Irán y otras potencias europeas para fijar límites al programa atómico iraní.

Por EFE

Foto: Shahram Sharifi / Wikimedia