El mercado espera nuevos rescates de aerolíneas en Europa ante las pérdidas millonarias del sector.

En las últimas semanas han presentado resultados las grandes aerolíneas europeas, como IAG, Lufthansa o Air France-KLM, que han registrado pérdidas millonarias como consecuencia de la pandemia del coronavirus y el parón que registraron en su actividad durante los meses, y que todavía no se ha recuperado al 100%. Ante esta situación, los expertos del mercado no descartan que se produzcan nuevos rescates en algunos países para garantizar la supervivencia de estas compañías.

Esto es lo que sucedió con la aerolínea de bandera alemana, Lufthansa, que fue rescatada con ayudas del Estado de hasta 9.000 millones de euros, convirtiéndose en accionista de la compañía con una participación de un 20%. Lo mismo sucedió con Francia y Holandesa que han rescatado a Air France-KLM con ayudas públicas de alrededor de 10.000 millones de euros, para garantizar la liquidez y solvencia de su principal aerolínea.

En el caso de IAG todavía se desconoce si el Gobierno español y el británico han alcanzado algún acuerdo, aunque por el momento el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha recalcado en varias ocasiones que no baraja la opción de un rescate.

Diego Morín, analista de IG Markets, remarca que «Donald Trump medita ayudar al sector de las aerolíneas americanas con otros 25 .000 millones de dólares, noticia que ha sido tomado cómo positiva en el premarket americano, y no descarto que muchos gobiernos en Europa copien a Alemania con el movimiento de Lufthansa y tengan que rescatar a las empresas aéreas nacionales, ya que las rutas comerciales estarán en juego».

Pérdidas récord

En el caso de la aerolínea anglo-española IAG, registró en el primer semestre de 2020 unas pérdidas históricas de 3.800 millones de euros, frente al beneficio de 806 millones que obtuvo el año anterior. Por su parte, la alemana Lufthansa perdió 3.600 millones de euros hasta junio y además ha anunciado que prepara a su plantilla en todo el mundo para despidos forzosos. En el caso de Air France-KLM, sus pérdidas se dispararon hasta los 4.413 millones de euros en el primer semestre de 2020.

Si se suman las pérdidas de tres de las principales aerolíneas europeas, estas ascienden a más de 11.000 millones de euros como consecuencia del impacto del coronavirus y de las restricciones en la movilidad adoptadas para contener la pandemia.

«Las pérdidas generalizadas en los informes de resultados de las aerolíneas están directamente relacionadas con la crisis del coronavirus y los efectos negativos que está teniendo la pandemia en el sector turístico. Los diferentes países europeos se van interponiendo restricciones de viajes entre ellos, lo cual incrementa las cancelaciones de viajes y supone un doble impacto negativo para las aerolíneas a la hora de gestionar unos vuelos que si no se ven ocupados al 100% no son rentables», destacan los analistas de Investing.com

«Los inversores ya venían descontando en el precio de las acciones los posibles resultados del segundo trimestre. No obstante, las nuevas estimaciones de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) han provocado que en la jornada del viernes las aerolíneas vuelvan a caer por encima del 3,5% en el caso de IAG y de Lufthansa, ya que la recuperación del tráfico aéreo no volverá a los niveles del 2019 hasta bien entrado el año 2024, lo que hace retrasar las estimaciones iniciales de las aerolíneas», añade Morín.

Por Natalia Mateos Magariño – Ok Diario