Airbus realiza prueba de vuelo con un A321neo alimentado con combustible 100% SAF en sus dos motores

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

El combustible de aviación sostenible (SAF) es un elemento clave para la futura reducción de la huella de carbono del transporte aéreo, y Airbus prosigue sus pruebas de este biocombustible con una nueva campaña de ensayos en vuelo del proyecto VOLCAN utilizando el avión más vendido de la Familia A320.

Un A321neo ha despegado este jueves de la sede de Airbus en Toulouse (Francia) con sus dos motores alimentados al 100% con SAF sin mezclar.

Los vuelos del A321neo son la última demostración del proyecto VOLCAN, acrónimo de VOL avec Carburants Alternatifs Nouveaux, que en francés significa «Vuelo con nuevos combustibles alternativos».

Vuelo en estrecha colaboración con socios

Los socios de Airbus en VOLCAN son las empresas aeroespaciales francesas Safran y Dassault Aviation, junto con el laboratorio de investigación aeronáutica ONERA y el Ministerio de Transportes francés. El proyecto está cofinanciado por CORAC, el Consejo Francés de Investigación Aeronáutica Civil.

Airbus gana 4.247 millones de euros en 2022

En las últimas pruebas se está utilizando una versión del A321neo propulsada por motores LEAP-1A de CFM International, lo que supone una oportunidad más para evaluar los beneficios potenciales del SAF sin mezclar frente al combustible de aviación convencional. Este A321neo es el primer avión Airbus de pasillo único y el último avión del fabricante europeo en general -tras el A350 y el A330MRTT- en probar combustible de aviación 100% sostenible en ambos motores.

Para recopilar la información importante de este vuelo, un «avión de persecución», un jet Dassault altamente modificado del Centro Aeroespacial Alemán, DLR, vuela a menos de 100 metros del A321neo, utilizando los sensores del banco de pruebas para capturar datos de emisiones para un análisis detallado.

SAF sin mezclar para los vuelos del proyecto VOLCAN

Las evaluaciones de VOLCAN se centran en las emisiones de SAF sin mezclar, que -a diferencia de las mezclas de SAF que se utilizan cada vez más en la aviación actual- no se mezcla con ningún combustible fósil.

Analizar el rendimiento del SAF sin mezclar y su potencial para reducir las emisiones (CO2 y no CO2) es un paso importante hacia la descarbonización de la industria de la aviación, y Airbus está asumiendo una vez más un papel clave en esta investigación con visión de futuro.

Actualmente, todos los aviones comerciales y militares de Airbus, así como los helicópteros, son capaces de volar con una mezcla de SAF de hasta el 50%. El objetivo es garantizar la capacidad del 100% de SAF para 2030 en estos productos. La posibilidad de reducir las emisiones hasta en un 80% en comparación con el combustible de aviación tradicional pone de relieve las inmensas posibilidades que ofrece el uso de SAF en el sector de la aviación.

También te puede interesar