Boeing registra una pérdida mayor a lo esperado en el tercer trimestre

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

El fabricante de aviones estadounidense Boeing anunció el miércoles una pérdida neta superior a las previsiones de los analistas, y revisó a la baja el volumen de entregas de su avión insignia 737 para 2023 debido a un problema ya conocido en una parte del fuselaje.

«Seguimos avanzando y, a pesar de los desafíos que enfrentamos en el tercer trimestre, seguimos en la senda de nuestra recuperación a largo plazo», dijo Dave Calhoun, director ejecutivo del grupo, en un mensaje dirigido a los empleados.

«Dicho esto, tenemos más trabajo por hacer», reconoció, asegurando que la demanda de los productos y servicios de Boeing sigue siendo «fuerte».

Pero los problemas de cumplimiento, desarrollo y adquisiciones obstaculizaron las operaciones fluidas del grupo, señaló.

Spirit AeroSystems y Boeing llegan a un acuerdo para apoyar la estabilidad de la producción

Entre julio y septiembre, Boeing tuvo una facturación de 18.100 millones de dólares, lo que representa un aumento el 13% respecto al mismo período del año pasado, en línea con el consenso de los analistas.

Por otra parte, registró una pérdida neta de 1.640 millones de dólares en el trimestre, cuando analistas del mercado anticipaban que estuviera en torno a de 1.500 millones.

Reportada por acción excluyendo partidas excepcionales -una referencia para los mercados-, la pérdida neta se situó en 3,26 dólares mientras el consenso la establecía en 3,18 dólares.

El fabricante prevé entregar entre 375 y 400 unidades del Boeing 737 durante el presente ejercicio, en lugar de los 400 a 450 previstos anteriormente, informó AFP