Japón refuerza los protocolos de control aéreo tras la colisión de dos aviones

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Las autoridades japonesas han reforzado los protocolos relativos al control del tráfico aéreo tras la colisión entre un Airbus A350 de Japan Airlines (JAL) y un De Havilland Canada Dash 8 de la Guardia Costera de Japón.

Según informó Flight Global, el Ministerio de Territorio, Infraestructuras, Transporte y Turismo (MLIT), en un anuncio publicado el 9 de enero, afirma que los requisitos reforzados tienen por objeto «restaurar la confianza» en la aviación civil.

El accidente, ocurrido el 2 de enero en el aeropuerto tokiota de Haneda, se saldó con la muerte de cinco miembros de la tripulación de la Guardia Costera y la destrucción total de ambas aeronaves. Los 379 pasajeros y la tripulación del avión de JAL lograron evacuar la aeronave en llamas.

Los protocolos actualizados exigen ahora personal adicional en la torre de control del tráfico aéreo para supervisar un sistema que rastrea cualquier posible incursión en la pista.

El sistema funciona en Haneda desde el 6 de enero y está instalado en Tokio-Narita, Nagoya y Osaka Itami. Según el Ministerio, el sistema de radar también se implantará en otros grandes aeropuertos japoneses, como Osaka Kansai y Fukuoka.

Japan Airlines recibe su primer Airbus A350-1000

Los controladores aéreos tampoco informarán a los aviones sobre su lugar en el orden de despegue, para evitar confusiones. Esta medida se ha puesto en marcha en Haneda el 8 de enero y se aplicará en los aeropuertos de todo el país.

En cuanto a la infraestructura de las pistas, el MLIT está exigiendo «pintura de alta visibilidad» para las señales de los puntos de espera de las calles de rodaje. Esto se produce después de que las investigaciones revelaran que las luces de las barras de parada de las pistas estaban inservibles en el momento del accidente. Entre ellas estaban las de la pista de rodaje C5, donde se encontraba el turbohélice de la Guardia Costera.

El endurecimiento de las medidas se produce mientras se inician las investigaciones sobre el accidente. La pista 34R, donde se produjo el accidente, ha reanudado sus operaciones después de que se retiraran los restos carbonizados de ambas aeronaves.

Una transcripción publicada por las autoridades japonesas sugiere que el Dash 8 no tenía permiso para despegar, aunque esto difiere de un relato anterior del piloto del turbohélice, que al parecer dijo que se le había dado permiso para partir.

Un día después del accidente, JAL indicó que creía que el A350 había recibido el visto bueno para aterrizar en la pista 34R, basándose en entrevistas preliminares con la tripulación de vuelo.

El accidente es la primera pérdida total de un A350 desde que entró en servicio hace casi nueve años. JAL recibió el A350 en noviembre de 2021, mientras que el Dash 8 (JA722A) fue entregado a la Guardia Costera de Japón en 2009.

También te puede interesar