Qantas suprime 40 vuelos pese a la cancelación de huelga en Australia.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La aerolínea australiana Qantas se ha visto obligada a cancelar, adelantar o retrasar un total de 78 vuelos domésticos e internacionales, a pesar de que sus mecánicos decidieran suspender en el último momento la huelga prevista para la tarde de hoy.

Qantas asegura que el sindicato ha arruinado los planes de viaje de más de 11.000 pasajeros con la cancelación de la huelga prevista para esta tarde ya que el anuncio se ha producido demasiado tarde para reubicar a los pasajeros.
Qantas ha cancelado 40 vuelos, retrasado en más de 3,5 horas otros 24 y adelantado unas 14 salidas debido a las huelgas anunciadas por la Asociación Australiana de Mecánicos Aéreos Licenciados (ALAEA) para esta tarde en Melbourne, Brisbane y Sydney.
Esta es la segunda vez este año que el sindicato anuncia una huelga y luego la anula en el último minuto. A esto se une también la cancelación de la huelga anunciada por el sindicato de trabajadores de transporte el pasado viernes.
La aerolínea asegura que un claro signo del «juego intencional» del sindicato es que los medios de comunicación fueron informados de que la huelga había sido cancelada antes de que la compañía fuera formalmente informada. 
La portavoz de la aerolínea, Olivia Wirth asegura que la intención clara de los sindicatos era causar graves trastornos y hacer que los pasajeros reservaran en otras aerolíneas. «Nosotros quisimos reiniciar el servicio pero ya era tarde», explicó Wirth quien recordó que los pasajeros no perderán su dinero.
UNA CARTA AMENAZANTE.
Qantas ha rechazado las acusaciones del sindicato de que los empleados han recibido una carta amenazante. La aerolínea segura que los trabajadores fueron informados de que según la ley no se les pagaría si participaban en cualquier tipo de huelga. Este anuncio fue publicado en los tablones de anuncios el viernes de la pasada semana.
Qantas asegura que la misma advertencia se le realizó a los empleados que anunciaron una huelga el pasado mes de julio y que en ese momento los sindicatos no plantearon ningún problema sobre el anuncio.
El sindicato de mecánicos continuará realizando paros de una hora esta semana lo que significará más interrupciones en los aeropuertos de Australia. El ALAEA se negó a continuar las negociaciones antes del Fair Work Australia celebrado el pasado jueves.
Desde el comienzo de la huelga de mecánicos hace seis semanas más de 46.500 pasajeros han sido afectados en un total de 348 vuelos que han tenido que ser cancelados o retrasados.
Fuente: http://www.europapress.es