Un Tribunal Prohibe la huelga de los controladores alemanes.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Anoche, en el último minuto, el Tribunal Laboral de Francfort prohibió la huelga convocada para este miércoles por los controladores aéreos del aeropuerto de la ciudad, alegando que «los efectos de tal huelga serían desproporcionados a la reivindicación del colectivo».

 

Francfort es el mayor aeropuerto internacional de Europa y la anunciada huelga de sus controladores aéreos hubiera obligado prácticamente a suspender su actividad. Sí permite, sin embargo, los paros anunciados por los alrededor de 200 controladores de tierra y serán cancelados unos 230 vuelos de los cerca de 1.300 previstos para todo el día.

El Tribunal atiende la petición de Fraport, la empresa gestora de aeropuerto, Lufthansa y la Agencia Federal de Seguridad Aérea, que habían presentado una demanda conjunta. Ante el éxito limitado de la huelga de los controladores de tierra, el Sindicato de Seguridad Aérea (GdF) había convocado hoy a un paro temporal entre las 05.00 y 11.00 horas a los empleados de la torre de control de Fráncfort, para reivindicar cuantiosas subidas salariales de hasta el 50% y mejoras en las condiciones de trabajo que no son respaldadas por los más de 20.000 empleados del aeropuerto de Francfort.

La decisión de este Tribunal supone además un serio obstáculo legal para la cadena de huelgas planificada por el sindicato sector de servicios públicos Verdi,que quiere convocar en los próximos días paros en los aeropuertos berlineses de Tegel y Schönefeld para presionar en la negociación del convenio colectivo de 1.500 empleados en Berlín.

Verdi pide un aumento salarial del 4% para los 1.500 empleados encargados de la custodia de pasajeros y equipajes, que cobran entre 1.449 y 2.300 euros brutos mensuales. El sindicato está dispuesto a aceptar un aumento del horario laboral, lo que conduce prácticamente a una renuncia a las exigencias de aumento salarial, algo a lo que se opone Globeground, la empresa que gestiona los servicios en tierra en los dos aeropuertos berlineses y que pretende imponer la ampliación de horarios con un menor aumento salarial.

La huelga del aeropuerto de Francfort ocasionará, a pesar de la no participación de los controladores aéreos, unas pérdidas de dos dígitos, según su jefe de Personal, Stefan Lauer. La cancelación de los alrededor de 700 vuelos afectados en total afectará, según la compañía, a unos 55.000 pasajeros.

Fuente: http://www.elmundo.es