Asiana Airlines reforzará el entrenamiento de sus pilotos para evitar accidentes como el de San Francisco.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Asiana Airlines ha asegurado este lunes que reforzará el entrenamiento de los pilotos que empiezan a operar nuevos aviones, una decisión adoptada en el marco de las medidas encaminadas a evitar accidentes como el que sufrió el pasado 6 de julio un avión Boeing 777 en el aeropuerto internacional de San Francisco, que acabó con la vida de tres adolescentes chinos y dejó más de 180 heridos.
El piloto responsable del aterrizaje del avión estaba entrenándose en el manejo del modelo Boeing 777, mientras que el que ejercía de copiloto estaba haciendo de instructor. Los dos pilotos tienen una amplia experiencia en horas de vuelo aunque nunca habían volado juntos, según ha informado la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés).
«Reforzaremos nuestro programa de entrenamiento cuando un piloto pasa de operar un avión de un fabricante a otro modelo», ha explicado la compañía aérea Asiana, en una presentación a altos cargos del Gobierno estadounidense, difundida por el Ejecutivo.
En la actualidad, los pilotos de Asiana tienen la obligación de completar diez trayectos con 60 horas de vuelo en un Boeing 777 para superar el programa de formación en este tipo de aeronaves, según indicó una portavoz de la aerolínea tras el accidente registrado en San Francisco.
El piloto Lee Kang-Kuk, responsable del aterrizaje del avión siniestrado, había realizado ocho vuelos y 43 horas a bordo del modelo Boeing 777. Anteriormente, había estado al mando de aviones Airbus, antes de pasarse al modelo Boeing 777.
Las nuevas medidas que adoptará la compañía asiática incluyen reforzar el entrenamiento en la aproximación visual y el vuelo automatizado, así como realizar inspecciones de vuelo en aeropuertos que sean «vulnerables» en materia de seguridad.
Los pilotos que operan aviones Boeing 777 con destino al aeropuerto de San Francisco realizan una aproximación visual y, posteriormente, dejan en manos del sistema automático el mantenimiento de la velocidad para tomar tierra.
Asiana ha afirmado también que intentará mejorar las capacidades de comunicación de los miembros de sus tripulación e introducir un sistema para gestionar el «riesgo de fatiga». Entre las medidas que adoptará la compañía también figuran crear equipos de mantenimiento diferenciados para los aviones de Boeing y de Aribus y reforzar los sistemas de gestión de la seguridad.
   Por otra parte, Asiana Airlines ha anunciado este lunes que denunciará a la cadena de televisión estadounidense KTVU por insultar a los pilotos de la compañía. «La información de KTVU no solo desprecia a los asiáticos en general con el empleo de epítetos con carga racial sino que daña gravemente la reputación de Asiana Airlines», ha dicho.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *