Los pilotos de Ryanair ponen en duda la seguridad de la aerolínea.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Según una encuesta elaborada por el Grupo de Pilotos de Ryanair(RPG), publicada en el Financial Times, el 89% de los mil trabajadores encuestados consideran que la política de seguridad de la empresa no es “transparente” ni “abierta”.

Entre el millar de pilotos que participaron en el estudio (más de un tercio de la aerolínea) el 67% tiene recelos para plantear a la dirección cuestiones de seguridad a través del sistema de información interno. 
El 94% considera que las autoridades competentes deberían investigar el impacto que tiene la política de contratación de personal de Ryanair sobre la seguridad. 
El contenido de la encuesta, que no aparece aún en la web del RPG, será presentado hoy en su totalidad en un programa de investigación sobre Ryanair de la cadena británica de televisión Channel 4. 
Según lo que señala el Financial Times, el RPG elaboró la encuesta después de que el jefe de pilotos, Ray Conway, advirtiera en abril que los firmantes de una petición para iniciar una investigación independiente sobre la política de contratación podrían ser despedidos. 
El representante del RPG, Evert van Zwol, aseguró al diario que la mayoría de los pilotos de la aerolínea no son contratados directamente, sino a través de agencias, y que Ryanair no les garantiza un número determinado de horas de trabajo. 
Los trabajadores de la aerolínea que dirige Michael O’Leary reciben incentivos económicos según su productividad, lo que para los pilotos depende en algunos casos de las horas de vuelo. 
La aerolínea irlandesa aseguraba que tiene un “historial de seguridad inmaculado”, después de que pilotos de la compañía hayan denunciado una supuesta falta de transparencia. 
Según un informe emitido por Ryanair en 2013, sus pilotos tienen un límite de 900 horas trabajadas durante cada ejercicio fiscal, así lo establecen las leyes de aviación de la República de Irlanda. 
Durante el año fiscal de 2013, los pilotos de Ryanair volaron una media de 798 horas, un 5% menos que en 2012.