Vueling cumple 10 años fidelizando a sus clientes con nuevos servicios premium.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado



Vueling cumple diez años este 2014 y lo hace con una apuesta clara: fidelizar a sus clientes con nuevos servicios premium, apostando por Barcelona con 124 destinos este verano y replicando este modelo de éxito logrado en El Prat en el que es ya su segundo ‘hub’, Roma.

Así lo ha explicado en un encuentro con la prensa el director comercial de Vueling, Julio Rodríguez, que ha sostenido que Vueling quiere premiar a los más de 4.000 pasajeros que vuelan con la compañía aérea un mínimo de 40 veces al año.
Estos pasajeros recibirán una tarjeta Premium que les dará acceso a servicios como mostradores exclusivos de facturación sin la necesidad de hacer cola, ‘fast track’ en el control de seguridad, embarque preferente, tendrán acceso anticipado a nuevas promociones y dispondrán de un canal telefónico de atención al cliente exclusivo.
También tendrán asiento garantizado en el vuelo que deseen aunque esté lleno, y podrán acumular el doble de puntos en su cuenta Punto por cada vuelo, todo esto sin ningún tipo de coste e independientemente de la clase en que viajen, si bien los pasajeros de la clase ‘business’, la denominada ‘excellence’, pondrán contar con estas ventajas volando sólo 14 veces.
Además, los pasajeros que compren este viernes un billete para volar los meses de mayo y junio multiplicarán por 10 el número de puntos habituales que conseguirían con esta compra, lo que equivale a un vuelo gratis, una promoción para la que es necesario que el usuario se registre.
«Hoy cumplimos un sueño», ha destacado Rodríguez, quien lleva ocho años en la aerolínea presidida por Álex Cruz y que ha sido testimonio de la evolución que ha experimentado la compañía desde que el 1 de julio de 2004 operara su primer vuelo, Barcelona-Ibiza, hasta convertirse en la actualidad en una aerolínea paneuropea que volará hasta 650 vuelos diarios este agosto y que ha pasado de poco más de un centenar a 2.500 trabajadores.
«ROMPIENDO MITOS»
Tras una primera etapa en la que Vueling se presentaba con una imagen de nubes que hablaban en ‘spanglish’ y tuteaban al pasajero, llegó la segunda fase después de la fusión en 2009 con Clickair y su traslado a la T1 del Aeropuerto de El Prat, y fue cuando la compañía «rompió mitos» y empezó a operar vuelos de conexión vía Barcelona.
Lejos quedan los 400.000 pasajeros que transportó Vueling en su primer año de operaciones frente a los más de 17,2 millones de 2013, y la compañía seguirá creciendo este año con la incorporación de 20 aviones, con lo que su flota alcanzará las 90 aeronaves, 50 de ellas basadas en el Aeropuerto de Barcelona, donde tiene una cuota del 37%.
Vueling quiere replicar el modelo de éxito alcanzado en Barcelona en Roma, un ‘hub’ puesto en marcha esta primavera que marca el inicio de su tercera fase de crecimiento y desde donde operará 39 rutas este verano.
La compañía, que también es la principal aerolínea en Florencia, lanza esta semana como novedades los vuelos Florencia-Moscú, Roma-San Petersburgo y Roma-Heraklion para seguir afianzándose en el mercado italiano.