Los expertos internacionales rastrean con perros la zona del avión siniestrado en Ucrania.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Los expertos internacionales se personaron hoy en la zona de la tragedia del avión malasio en el este de Ucrania con perros para rastrear la zona en un intento de localizar todos los restos de los 298 tripulantes del aparato.
«Ocho observadores de la misión de supervisión (de la OSCE) llegaron el lugar de la catástrofe junto con 70 expertos internacionales y perros de rastreo», informó la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa en cu cuenta de twitter.
La nota añade: «Tenemos un largo día por delante en el que nos dedicaremos a la búsqueda de los restos de las víctimas mortales».
En su primer día de trabajo en la pequeña localidad de Grabovo, los expertos hallaron el viernes restos humanos, que serán trasladados a Járkov para su examen y refrigeración antes de su repatriación a Holanda para su identificación.
El Grupo de Contacto que media en el conflicto acordó garantizar un corredor seguro para que los expertos internacionales realicen su trabajo sobre el terreno controlado por las milicias insurgentes.
Una vez concluida la jornada los expertos decidieron no regresar a Donetsk, la capital regional, sino pasar la noche en una localidad más cercana, Soledar, bajo el control de las fuerzas gubernamentales ucranianas.
Según las autoridades australianas, en la zona podrían encontrarse los restos de 80 de los casi 300 pasajeros y tripulación del aparato, de los que la gran mayoría se encuentran en la ciudad de Járkov o ya han sido repatriados a Holanda.
Los separatistas prorrusos que controlan parcialmente el amplio territorio en el que quedaron diseminados los restos del avión siniestrado aseguraron ayer que en la zona pueden quedar aún restos humanos de las víctimas del fatídico vuelo.
«Un gran fragmento del fuselaje está junto a la localidad de Petropávlovka. No lo hemos levantado a la espera de que lleguen los expertos. Debajo puede haber cuerpos», dijo a la agencia rusa RIA-Nóvosti un portavoz de los sublevados.
Los expertos también buscan entre los restos del Boeing-777 de Malaysian Airlines pruebas sobre las auténticas causas de la catástrofe del aparato supuestamente derribado por un misil el 17 de julio y objetos personales para enviárselos a los familiares de las víctimas.