Se emborrachó en el avión, se puso pesado y terminó atado con cinta adhesiva.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La foto del hombre acostado sobre el piso del avión atado de pies y manos con cintas dio la vuelta al mundo. Un hombre viajaba borracho en un avión de Siberia Airlines, comenzó a molestar a una mujer y a otros pasajeros hasta que uno de ellos se hartó y lo golpeó. Junto a otros, lo redujeron y lo golpearon en el piso también, con algunas patadas.

Finalmente, terminó el viaje atado con una combinación de cintas y cinturones de seguridad.
La vocera policial Ekaterina Tarasova confirmó el incidente producido en vuelo, operado en conjunto por Siberian Airlines (S7) y Cathay Pacific.
En abril, hubo otro insólito incidente en Rusia, cuando un hombre a bordo de un vuelo de Kazan a Moscú se encerró en el baño, tras rehusarse a dejar de fumar y volver a su asiento.
El revoltoso rompió entonces el espejo del baño y comenzó un alboroto pero al llegar a destino fue detenido.
En marzo, un vuelo entre Moscú y San Petersburgo tuvo que dar una vuelta en U luego de que un pasajero indio que había consumido alguna sustancia pesada quiso tomarse el avión. El hombre fue puesto a las órdenes de la policía moscovita una vez que el avión tocó tierra nuevamente.