Las aerolíneas tradicionales invierten más en nuevas tecnologías que las ‘low cost’.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Según un estudio realizado por la Sociedad Internacional de Telecomunicaciones Aeronáuticas (SITA), las aerolíneas ‘low cost’ destinan el 37% del gasto a tecnología, frente al 43% que emplean las compañías regulares o tradicionales.

El gasto operativo en tecnología de la información (TI) en el sector aéreo supuso en 2014 apenas el 1,7% del total, destinándose el 2,8% de los ingresos a este fin, de los cuales un 1,1% fueron inversiones a bienes capitales, es decir, inversiones para actualizar activos de la compañía.
El 39% de estos gastos en TI no lo controlaron los directivos de tecnología (CIO), lo que demuestra una tendencia de la integración e importancia de la tecnología dentro de la empresa.
Hay que destacar que el 65% de las aerolíneas invierte en servicios de apoyo al negocio, el 61% a servicios de administración y el 54% a servicios en la nube. En el 37% de los casos, el gasto en sistemas de distribución global (GDS) se incluye como parte del gasto en tecnología, frente al 63,3% que lo excluye.
2018

Además, el 82% de las aerolíneas invertirá en personalizar su servicio de aquí a 2018, frente al 20% de las compañías aéreas que ya han implementado medidas para ofrecer al pasajero un servicio más personalizado, según el estudio.
Más del 75% de las compañías aéreas estarán presentes en los ‘smartphones’ y el 64% dispondrá de una ‘app’ dentro de tres años y el 22% de los usuarios podrá informarse del embarque de su vuelo a través de un dispositivo móvil.
No obstante, se espera que en 2018 este servicio alcance ya el 24%, frente al 20% que realizará el ‘chek-in’ desde su portátil o desde un ordenador de mesa. De hecho, los usuarios de ‘check-in’ por móvil suponen ya el 23% en las aerolíneas de bajo coste, muy cerca ya de la predicción para el conjunto de las aerolíneas en 2018.
Y es que el 22% de las compañías aéreas emplea ya el embarque automático y en 2018 se estima que alcance el 68%, lo que supondría ya el 10% del total de los pasajeros. También se espera que supere el 74% a la hora de facturar maletas.