Aerolínea GOL podría suspender sus vuelos a Venezuela debido al control cambiario.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La aerolínea brasilera GOL podría minimizar sus vuelos entre Sao Paulo y Caracas, que ya recortó el año pasado, aunque no descarta suspender del todo la ruta, dijo Alberto Fajerman, director de Relaciones Institucionales de esa aerolínea, a Folha de S. Paulo.

La aerolínea tiene 351 millones de dólares retenidos en Venezuela debido a las distorsiones en la sistema de cambio. Por esa razón está reevaluando la conveniencia de mantener la ruta Sao Paulo-Caracas. Afectada por la devaluación y el complicado sistema cambiario venezolano (con al menos tres paridades oficiales), Gol ya redujo de 28 a 16 vuelos semanales su frecuencia en la mencionada ruta.
“En este contexto de crisis y alza del dólar, no hay cómo negar si no encontramos una solución tendremos que pensar si el vuelo se mantendrá”, admitió Fajerman.
La ley venezolana obliga a las empresas a vender en bolívares, la moneda local. La aerolínea usa parte del dinero recaudado para gastos en Venezuela, pero el excedente debe ser transformado en dólares para repatriarlo a la sede de la compañía aérea.
En 2012 las aerolíneas podían repatriar dinero a la tasa de 4,30 bolívares por dólar, paridad que pasó a 6,30 en 2013 y a 12 bolívares este año. La Asociación Internacional del Transporte Aéreo, IATA, viene solicitando al gobierno venezolano que permita a las empresas repatriar sus fondos a una tasa más favorable. Según la IATA, el gobierno venezolano le debe 3.800 millones de dólares a las aerolíneas extranjeras que operan en el país.
La dificultad para repatriar fondos, las deudas atrasadas y la caída en la ocupación de los vuelos generada por la crisis económica llevó a líneas como Air Canadá y Alitalia a suspender temporalmente sus vuelos a Caracas.
Gol reporta un problema adicional: a partir de este mes, el gobierno venezolano les cobra en dólares a las aerolíneas extranjeras el combustible para los aviones.
TAM, que mantiene sólo un vuelo semanal entre Caracas y Sao Paulo, enfrenta una situación similar: tiene retenidos 161 milones de dólares en Venezuela y no siempre ofrece su vuelo directo a Caracas en su página web.