Dieciocho de los más de 30 inversores interesados en Alitalia competirán por la aerolínea.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Un total de 18 inversores de las más de 30 manifestaciones de interés recibidas por Alitalia, declarada en quiebra y bajo administración extraordinaria, competirán por hacerse con la aerolínea o con algunos de sus activos, tras pasar a la primera fase del proceso de venta lanzado por Italia, publicó EuropaPress.

Desde este lunes, 26 de junio, los tres comisarios designados como gestores de Alitalia procederán a enviar las cartas a los 18 interesados admitidos, que podrán acceder a la información necesaria sobre la aerolínea para realizar sus ofertas, ya sea para adquirir todo el capital, ciertos activos y contratos o reestructurarla.

Italia puso a la venta Alitalia una vez que los tres comisarios designados como gestores recibieron la autorización del Ministerio de Desarrollo Económico para buscar un comprador, mientras diseñan un nuevo plan de rescate que podría estar listo en julio para evitar su cierre.

Dentro del plazo preliminar, cerrado el pasado 5 de junio, la compañía transalpina recibió un total de 32 manifestaciones de interés que los tres comisarios han estado evaluando. Esta cifra se ha reducido a 18, tras verificar el cumplimiento de los requisitos y las credenciales.

A partir de aquí, los admitidos para la segunda fase tendrán de plazo hasta el próximo 21 de julio para presentar sus ofertas, que no serán vinculantes hasta octubre, de conformidad con lo dispuesto en el Decreto Ley del 2 de mayo de 2017, tras declarar en quiebra a Alitalia.

Los grandes grupos aéreos europeos como Lufthansa, Air France-KLM, IAG y Norwegian Air públicamente no han mostrado interés por la compañía italiana, aunque algunos medios apuntaron a Qatar Airways como uno de los pocos que podría invertir.

Fuera de la UE, las compañías no pueden controlar más del 49% de un operador europeo. Etihad Airways es ya el primer accionista de Alitalia con el 49% del capital, pero la compañía puso como condición indispensable en 2014 para seguir invirtiendo una reducción de personal en la aerolínea.

Proceso de bancarrota en EEUU

El Gobierno de Roma ya ha descartado la nacionalización de Alitalia y prioriza ahora la venta de la que fuera la aerolínea de bandera italiana, que ya pierde dos millones de euros al día. No obstante, cuenta con un préstamo de 600 millones de euros para garantizar sus operaciones. La deuda acumulada de la aerolínea asciende a unos 3.000 millones.

La aerolínea también ha abierto un procedimiento de bancarrota en Estados Unidos, ante el riesgo de perder el acceso al aeropuerto internacional John F.Kennedy de Nueva York por facturas impagadas.

Alitalia solicitó en abril ser puesta bajo administración extraordinaria -ya lo estuvo hace menos de una década-tras el rechazo por parte de la plantilla al nuevo plan de negocio 2017-2021, que incluía medidas para reducir en 1.000 millones de euros sus costes y una reducción de personal.