Iberia aspira a ser la puerta de entrada a Latinoamérica desde Asia, pasando por Europa.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Iberia tiene la aspiración de convertirse en «la puerta de entrada a Latinoamérica desde Asia pasando por Europa», según ha reiterado este lunes el presidente ejecutivo de la aerolínea española, Luis Gallego, en una charla con Juan José Millás, escritor y periodista español que fue trabajador de la compañía aérea española durante más de 20 años en el área financiera.

Durante la charla, enmarcada en el ciclo Tribuna Alto Patronato Casa América de Madrid, Gallego ha señalado que el interés de la compañía por el mercado Latinoamericano sigue siendo «muy grande», a pesar de que se trate de un mercado «complicado» y «volátil», en el que la compañía quiere ser el principal referente de la región. De hecho, Gallego ha apuntado que Latinoamérica representa la mitad de la capacidad de la aerolínea.

Para el presidente de Iberia el año pasado fue complicado en el mercado latinoamericano, pero confía en que este sea mejor, sobre todo gracias a la nuevas rutas, como la anunciada para dentro de 15 días hacia Colombia.

Renovación de la flota

En su charla con Millás, Gallego ha destacado la importancia de la renovación de la flota de la aerolínea, la cual ha permitido que con la incorporación de 18 aviones A330, más eficientes, se haya podido reducir costes y poder seguir operando con éxito más rutas de largo radio.

De hecho, la compañía española recibirá el año que viene sus primeros A350, que le permitirán a la compañía «seguir mejorando la eficiencia de la flota e incorporar mejor las nuevas tecnologías»

Por otro lado, Gallego ha recordado los momentos críticos por los que pasó la aerolínea, que preside desde 2012, cuando «Iberia podía haber desaparecido». «Fueron momentos muy difíciles y podíamos haber desaparecido como otras lo han hecho después», ha añadido.

Sin embargo, Gallego ha destacado el éxito de superar esa crisis, «que no fue fácil», y poder celebrar los 90 años como aerolínea. «Es más difícil seguir compitiendo después de tanto tiempo que hacerlo como una nueva aerolínea de bajo coste con 400 aviones, como Ryanair», ha asegurado.

Fuente: EuropaPress