Boeing negocia la compra de Embraer.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

El sector aeronáutico mundial vuelve a agitarse. Después de la unión entre Airbus y Bombardier, ahora es el gigante estadounidense Boeing el que ha puesto sus ojos sobre su rival brasileño Embraer para comprarla.

Ambas compañías han confirmado las negociaciones para una «potencial combinación de sus negocios», una operación adelantada previamente por el diario financiero estadounidense, Wall Street Journal.

La información del diario financiero estadounidense asegura que ambas compañías ya han mantenido negociaciones y supondría el pago de una «gran prima» por parte de Boeing.

Oposición del Gobierno de Brasil

La operación, no obstante, parece que no cuenta con el apoyo del Gobierno de Brasil. Según informa el diario local Folha de S. Paulo el presidente del país, Michel Temer, se opone a la venta.

El rotativo agrega que la administración brasileña no se opone a una alianza entre los dos fabricantes, pero defiende que cualquier acuerdo no supondrá la venta de la participación de control.

Hay que recordar que el Gobierno brasileño tiene poder de veto desde que privatizó la compañía hace dos décadas, por lo que cualquier acuerdo entre las dos grupos aeronáuticos requerirá la aprobación del Ejecutivo.

La posible fusión entre Boeing y Embraer llega después de que su competidor europeo Airbus acordara la compra de la canadiense Bombardier, cuarta mayor fabricante del mundo y principal competidor de la brasileña en el sector de aviones para vuelos regionales.

Las acciones de Embraer se han disparado en la bolsa brasileña nada más conocerse la noticia hasta más del 30%, aunque en estos momentos moderaron su escalada al 22,5%, hasta los 20,20 reales brasileños al cierre de la sesión. El valor acumula una subida del 26% en lo que llevamos de año.

Por su parte, los títulos de Boeing reaccionaron con una caída del 1%, hasta los 297 dólares. El valor ha sido uno de los mejores de lo que llevamos de año en la Bolsa de Nueva York con una revalorización que roza el 90%.

Fuente: Expansión