Un Boeing 787-9 de Air China sufre «apagón» sobre el Pacífico.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Un Boeing 787-9 Dreamliner de la aerolínea Air China que había despegado del Aeropuerto Internacional de Auckland hacia Pekín el pasado viernes 15 de diciembre, tuvo que regresar al aeropuerto neozelandés casi tres horas después de su despegue debido a que la aeronave perdió toda su potencia eléctrica en el lado izquierdo, publicó Transponder 1200.

El vuelo CA784 despegó de Auckland a las 20:29. Mientras se encontraba en altitud de crucero de 34 mil pies, volando sobre el Océano Pacífico a unas 500 millas náuticas de la ciudad neozelandesa, el avión sufrió el apagón, que habría sido provocado por un problema en el motor izquierdo, un Rolls-Royce Trent 1000, y afectó el suministro eléctrico de la cabina de pasajeros, navegación, comunicación y radar.

Las luces de navegación, de la cabina de pasajeros y el sistema de entretenimiento de todo el lado izquierdo se apagaron. El piloto automático permaneció conectado, pero los sistemas de comunicación fallaron, lo que obligó a la tripulación a regresar a Auckland.

El avión aterrizó sin mayores inconvenientes a las 23:11, una hora y media después que la tripulación reportara el problema.

Los pasajeros fueron desembarcados y acomodados en otros vuelos. El avión permaneció en tierra durante casi 24 horas, despegando al día seguiente cumpliendo el mismo vuelo.

Air China cuenta actualmente con trece aviones 787-9 Dreamliner en su flota, todos equipados con motores Trent 1000, que recientemente presentaron problemas y llevaron a Air New Zealand y Virgin Atlantic a dejar sus flotas en tierra hasta que se realizara una reparación por parte de su fabricante.

Foto: Li Junjie