Aerolíneas

Air France suprime mañana un 25 % de sus vuelos por huelga.

La compañía Air France anunció hoy que mañana tendrá que suprimir un 25 % de su programa de vuelos por el paro convocado por los sindicatos del personal, que reclaman una subida salarial para compensar las pérdidas de poder adquisitivo que dicen haber sufrido en los últimos años.

Air France indicó en un comunicado que tiene intención de asegurar el 70 % de las conexiones intercontinentales de larga distancia (de más de tres horas de trayecto) y el 70 % en las líneas con destinos en Europa y en la cuenca mediterránea a partir de su plataforma de París Charles de Gaulle.

En cuanto a sus vuelos interiores franceses, la aerolínea garantizará el 80 % de los programados con salida o llegada en París-Orly y los previstos desde otros aeropuertos franceses.

Según sus cifras, se han declarado en huelga el 35 % de los pilotos, el 31 % del personal de cabina y el 29 % de los trabajadores de tierra.

Air France invitó a sus clientes a verificar en su página web antes de acudir al aeropuerto si su vuelo está afectado por la huelga.

También indicó que quienes tienen un billete para mañana pueden aplazarlo hasta el 28 de marzo sin gastos suplementarios -a condición de que haya plazas disponibles- o canjearlo por un vale utilizable con Air France o KLM en el plazo de un año.

Tras la huelga de mañana hay tres sindicatos de pilotos (SNPL, SPAF y Alter), dos de personal de cabina (SNPNC y UNSA-PNC) y cinco de trabajadores en tierra (CGT, FO, SUD, CFTC y SNGAF) que piden un incremento salarial del 6 % (e incluso del 10 % para los pilotos), con el argumento de que se debe compensar la pérdida de poder adquisitivo por la inflación en los últimos años.

Ya hubo un paro precedente el pasado 22 de febrero y está programado un tercero el 30 de marzo.

La empresa no ha accedido a las demandas de los sindicatos porque niega que haya habido pérdida de poder adquisitivo con carácter general, aunque se ha mostrado dispuesta a examinar el caso de algunos empleados cuya remuneración hubiera aumentado menos que la inflación.

En todo caso, ha insistido en que no puede aceptar la subida reclamada, que según sus cálculos le costaría 240 millones de euros y no se puede permitir teniendo en cuenta que el pasado año su resultado operativo había sido de 590 millones.

Por: EFE