Aerolíneas

Europa endurece acciones contra prácticas ‘injustas’ de aerolíneas foráneas.

Las aerolíneas de fuera de la Unión Europea (UE) podrían ver revocados sus derechos para volar al bloque regional si ellas o sus países de origen aplican prácticas competitivas “injustas”, según unas normas votadas el martes por una comisión del Parlamento Europeo.

Algunas aerolíneas de la UE, principalmente Air France-KLM y Lufthansa, llevan tiempo quejándose sobre lo que consideran prácticas competitivas injustas de las grandes aerolíneas del Golfo Pérsico -Emirates, Etihad y Qatar Airways-, a las que acusan de recibir ayudas estatales ilegales.

Las tres aerolíneas han negado rotundamente esas acusaciones.

Si bien las normas aprobadas por los miembros de la comisión de transporte del Parlamento Europeo el martes no son la última versión de la ley, representan un endurecimiento de la propuesta original de la Comisión Europea.

Las tres aerolíneas han negado rotundamente esas acusaciones.

Si bien las normas aprobadas por los miembros de la comisión de transporte del Parlamento Europeo el martes no son la última versión de la ley, representan un endurecimiento de la propuesta original de la Comisión Europea.

“La presión desde las aerolíneas de terceros países altamente subvencionadas es cada vez más perceptible. Potencialmente socava una parte del campo de juego del mercado, a expensas de las aerolíneas europeas”, dijo Markus Pieper, legislador europeo que promueve la ley en la Eurocámara.

“Particularmente las compañías de la región del Golfo Pérsico, Turquía, China y Rusia tienen fuertes conexiones estatales que pueden distorsionar el mercado”, añadió.

La propuesta permitiría a los gobiernos y a las aerolíneas de la UE remitir sus quejas a la Comisión Europea sobre supuestas prácticas discriminatorias que afrontan de países de fuera del bloque o de los subsidios ilegales de los que se benefician aerolíneas ajenas al bloque.

La versión aprobada por el Parlamento Europeo podría permitir que la Comisión Europea imponga “medidas correctoras provisionales” sobre aerolíneas de terceros países, incluso antes de que concluya una investigación, para impedir daños irreversibles.

Por: Reuters