Aerolíneas

La falta de Gobierno en Italia retrasa la venta de la malograda Alitalia.

El Gobierno italiano tenía la intención de cerrar la venta definitiva de la rescatada Alitalia antes de las elecciones generales del pasado 4 de marzo. Sin embargo, la tan fraccionada Cámara de los Diputados con el Movimiento 5 Estrellas como la fuerza más votada retrasarán la venta de la aerolínea más de lo esperado.

Una nueva situación que se suma a la negativa de Lufthansa de pujar por Alitalia si los administradores de la compañía transalpina no llevan a cabo un importante recorte de la plantilla. Frente a la alemana se sitúa el frente común construido entre EasyJet, Air France y Delta que, según los expertos consultados tiene un mejor posicionamiento y una actitud más dialogante que Lufthansa.

La oferta de Lufthansa, así como la del ‘consorcio’ británico-galo, están siendo examinadas por los administradores de Aliatalia, un comité que fue nombrado por Carlo Calenda, ministro de Economía de Italia.

La compañía llevaba en números rojos desde 2002 y anunció su quiebra a principios de 2017 cuando el Ejecutivo tuvo que hacer una inyección de 600 millones de euros para evitar el cese de la actividad.

El tiempo apremia para Alitalia, pero la actual situación política en Italia tras las pasadas elecciones generales pone freno a la pretensión de vender la compañía lo antes posible.

El partido más votado ha sido el Movimiento 5 Estrella con un 32,7% de los votos, seguido de Liga Norte con 17,4% de los votos, auge importante teniendo en cuenta que ha multiplicado por cuatro el apoyo de los ciudadanos con respecto a los resultados de 2013.

Dos formaciones políticas, tildadas como ‘antisistema’ por la prensa local, ha relegado en el poder a los partidos tradicionales que llevaban las riendas de Italia desde la II Guerra Mundial. Incluso Matteo Renzi, líder del Partido Democrático, ha caído en desgracia tras obtener un 18,7% de los votos, el peor resultado de la historia. Ni siquiera Forza Italia de Silvio Berlusconi ha logrado sobresalir ni un ápice, a pesar de sus permanentes salidas de tono.

Ninguna formación consigue la mayoría absoluta, de modo que los planes y la hoja de ruta del Ejecutivo italiano se congela hasta que se lleguen a acuerdos de gobierno.

Nuevos actores aéreos

Al bloqueo político hay que sumarle la irrupción de nuevos actores en el mercado aéreo italiano. Meridiana, la compañía aérea controlada por Qatar Airways con el 47% de las acciones desde septiembre de 2017 tras pasar importantes problemas financieros, ha cambiado el nombre de la sociedad por el de Air Italy.

“El objetivo”, explicaba el CEO de Qatar Airways Akbar Al Baker, “es ser la mejor aerolínea de Italia y una fuente de orgullo para los italianos del mundo”.

No cabe duda que Meridiana apuesta por la expansión internacional y más concretamente por ocupar la cuota de mercado que pierde Alitalia. La compañía de la compañía catarí lleva más de medio siglo en activo y pretende llevar a cabo una captación de pasajeros que supere la cifra de los 10 millones en cinco años.

Por: María Villardón – OK Diario