Aerolíneas

Aerolíneas Argentinas eliminará la clase Business de los vuelos domésticos.

Aerolíneas Argentinas eliminará por completo los asientos Business en sus vuelos de cabotaje y también para vuelos a países limítrofes, con lo cual sus aviones pasarán a tener entre 16 y 19 asientos más. En total, se sumarán 500 asientos adicionales a la flota actual.

“Esto equivale a haber comprado tres aviones nuevos, con la única inversión que nos demandará la nueva configuración”, dijo el titular de Aerolíneas, Mario Dell’Acqua, durante una conferencia de prensa en Aeroparque, junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

“Estos asientos eran ocupados por muchos pasajeros de la política”, agregó Peña. “No solo generaba un sistema de viaje preferencial, sino que eran subsidiados por todos los argentinos”.

Dell’Acqua señaló que la inversión para cambiar los asientos será de 15 millones de dólares a lo largo de un año, a partir de julio. “Solo con los nuevos asientos vamos a tener ingresos adicionales por 73 millones de dólares al año, de modo que la inversión va a ser repagada en muy poco tiempo”, dijo.

Los primeros aviones que van a ser cambiados son los Boeing 737-800. Son 31 sobre los 81 de la flota total de Aerolíneas y Austral. El paso siguiente será el reemplazo de la flota de 24 aviones Embraer, que Dell’Acqua anunció a fines del año pasado. “Todavía no decidimos qué fabricante será el que reemplace a los Embraer, pero los nuevos aviones llegarán también con una configuración de entre 186 y 189 asientos”, dijo.

Los cinco Boeing B737-Max, que Aerolíneas fue recibiendo en los últimos meses, no eliminarán la clase Ejecutiva. “Esos aviones son para vuelos largos, a destinos más lejanos dentro de Sudamérica o para el Caribe, y hay un público dispuesto a pagar por la clase Ejecutiva”, dijo Dell’Acqua. “En cambio, en los vuelos cortos esa clase estaba sub utilizada, se vendían sólo el 30% de los asientos. El resto era usado por personal de la compañía o políticos”.

El funcionario dijo que comenzarán a utilizar la denominada “economy premium”, que consiste en destinar las tres primeras hileras de asientos del avión para pasajeros dispuestos a pagar un plus para que el asiento de al lado quede vacío. “Para ese tipo de asientos sí hay un público que paga”, agregó Dell’Acqua.

Dietrich señaló que el presidente Mauricio Macri participó activamente de esta decisión. “Llevó tiempo decidirlo, pero cuando se lo presentamos a Mauricio le pareció positivo y nos dijo que le diéramos para adelante”, dijo. “Ahora estos aviones tendrán el mismo nivel de servicios en todos sus asientos y eso también le permitirá a Aerolíneas cobrar mejores precios”.

-¿La banda de precios mínimos para las tarifas aéreas seguirá vigente? -se le preguntó.​

-​Los precios mínimos para los vuelos de cabotaje están congelados desde 2014 de modo que, a medida que pasa el tiempo, esa banda se va reduciendo automáticamente. En el caso de los asientos de oferta, los precios bajaron un 50% sólo en los últimos dos años- dijo Dietrich.

-¿A cuanto ascienden hoy los subsidios para Aerolíneas?

-Este año los subsidios serán como máximo de 90 millones de dólares- dijo Dell’Acqua.

-El otro día estaba viendo el plan que habíamos armado para Aerolíneas, luego de que la empresa hubiera recibido por parte de la administración anterior subsidios por 5.000 millones de dólares. Nosotros habíamos pensamos en reducir los subsidios a a 300 millones de dólares en el primer año, entre 180 y 200 millones de dólares en el segundo y a US$ 100 millones en éste año, el tercero. Lo hemos cumplido con creces. Para el año que viene los subsidios a Aerolíneas y Austral serán cero – agregó Dietrich.

Por: Luis Ceriotto – Clarín

Foto: Panrotas