Aerolíneas

Air France y Qantas ofrecerán 200 vuelos semanales en código compartido.

Air France y Qantas han firmado un acuerdo de código compartido que amplían su alianza y que les permitirá ofrecer 200 vuelos a la semana, con más opciones para sus pasajeros entre Europa y Australia a través de Asia, publicó EuropaPress.

En virtud de este acuerdo, ambas aerolíneas conectarán París con Australia a través de Hong-Kong y Singapur simplificando opciones de viaje y optimizando horarios.

En concreto, a partir del próximo 5 de junio podrán realizarse ya reservas para volar a partir de julio. La aerolínea Air France colocará su código en los vuelos operados por Qantas (entre Hong Kong y Sídney, Melbourne y Brisbane (Australia), y entre Singapur y Sídney, Melbourne, Brisbane y Perth.

Los pasajeros de Air France también se beneficiarán del acuerdo con la compañía australiana para viajar desde Sídney a cinco destinos nacionales: Adelaida, Canberra, Cairns, Darwin y Hobart.

Como parte de este acuerdo recíproco, Qantas colocará su código en los vuelos operados por Air France entre Singapur y Hong Kong y París-Charles de Gaulle, que se sumarán a los vuelos de Sídney, Brisbane, Melbourne y Perth.

CRECER EN ASIA-PACÍFICO

El director adjunto de ventas y alianzas de Air France-KLM, Patrick Alexandre, ha explicado que con este nueva asociación buscan una cooperación que permita al grupo franco-holandés crecer en la región Asia-Pacífico, a través de conexiones con Singapur y Hong Kong, dos de los aeropuertos del mundo con mayor volumen de pasajeros.

Los pasajeros de ambas aerolíneas se beneficiarán también de la ventaja de un único billete y facturación asegurándose además la conexión correspondiente. Además los beneficios de los programas de fidelización de ambas aerolíneas se compartirán.

De su lado, la presidenta y consejera delegado de la aerolínea australiana, Alison Webster, ha valorado que este acuerdo de código compartido se enmarca en la estrategia de alianzas de la compañía para proporcionar a sus pasajeros una red más amplia, que les permita conectar Europa y Asia desde París.