Aerolíneas

Argentina: Tras la quita de precios mínimos, Latam traerá su modelo “low cost” al país.

La quita de los precios mínimos en los pasajes aéreos domésticos ida y vuelta que se compren con un mes de anticipación, que empezará a regir el 15 de agosto, ya está generando cambios de estrategia en las empresas. Latam, que tiene un modelo de “low cost”.

Desde Latam aseguraron que la eliminación de la banda de precios “es una tendencia mundial que favorece a nuestros clientes, y esto se puede realizar a través del nuevo modelo de negocios”, según publicó el diario chileno El Mercurio. Este nuevo sistema de la firma redujo el precio de los vuelos domésticos y dispuso el pago por los servicios adicionales. Consultados sobre llevar este modelo a Argentina -que no se había aplicado-, confirmaron que “Latam en Argentina desarrollará el modelo implementado en 2017 en los otros mercados domésticos”. También agregaron que esto les permite “ser competitivos con las empresas low cost”. Latam había adelantado que cobrará aparte el equipaje despachado y la comida para mejorar sus tarifas a partir del segundo semestre.

A partir de la quita del precio mínimo para los vuelos, la low cost Flybondi aseguró que ofrecerá pasajes entre un 40% y un 70% más baratos. Es decir que, por ejemplo, se podrían conseguir tickets ida y vuelta de Buenos Aires a Córdoba por entre $ 418 y $ 836.

Desde el Gobierno habían destacado que sacar el piso tarifario fomentará la compra con anticipación y que se podrá así aumentar la ocupación de los aviones. El objetivo, según Transporte, es duplicar la cantidad de pasajeros volando dentro del país, de 10 millones, que había en 2015, a 20.

La eliminación de los mínimos era un reclamo de las low cost que ya operan o buscan instalarse en el país. Son empresas cuyo modelo se basa en ofrecer tarifas muy económicas para pasajes básicos, cobrando como “extras” determinados servicios que el resto de las aerolíneas suele tener incluidos. Otra característica de este tipo de compañías es que funcionan desde aeropuertos alternativos que implican menores gastos, como ocurre en Buenos Aires con el de El Palomar.

Por: Clarín

Foto: Christian Mandel