Aerolíneas

Un piloto de Aerolíneas Argentinas “alertó” en pleno vuelo sobre la falta de seguridad en los aviones.

Si la experiencia de volar puede ser estresante por sí misma, la actitud del piloto del vuelo 1570 de Aerolíneas Argentinas lejos de tranqulizar los ánimos de sus pasajeros le echó leña al fuego: a modo de protesta contra el avance de las low-cost que ya son furor en el país, alertó, a 33.000 pies de altura, a quienes viajaban de Buenos Aires a Córdoba sobre la supuesta falta de controles que el Gobierno impulsaría.

El comandante comenzó su mensaje agradeciéndole a los pasajeros por “haber elegido volar con una compañía nacional que emplea trabajadores argentinos y cumple con todos los estándares en materia de seguridad aérea”. Pero luego, fue subiendo el tono de la crítica: “Hoy, vemos con preocupación que el Ministerio de Transporte de la Nación impulsa una política aerocomercial tendiente a que haya en el país una aviación cada vez más desregulada, con menos intervención de los organismos de control, modificando normativa para permitir menor entrenamiento de los pilotos, menores controles en mantenimiento, al mismo tiempo que permite una creciente extranjerización de los vuelos, afectando con ello nuestro trabajo. Junto a miles de trabajadores argentinos, como todos los días ratificamos nuestro compromiso de seguir poniendo lo mejor de nosotros para conectar cada vez más a nuestro país y fomentar el desarrollo de nuestra actividad con reglas claras para todos resguardando siempre el máximo nivel de seguridad en las operaciones”.

Lejos de ser un hecho aislado, el mensaje del piloto del vuelo 1570 se enmarca en el conflicto que los gremios aeronáuticos mantienen con el Gobierno, que impulsa una apertura del mercado a las aerolíneas de bajo costo -conocidas como low cost-, que desde el inicio de sus operaciones en el país generaron un furor que revitalizó el tráfico aéreo.

Si bien por el momento han sido pocos los pilotos que han leído el mensaje estando en vuelo, los gremios aeronáuticos advirtieron que mensajes como el que leyó el piloto del vuelo 1570 continuarán siendo emitidos hasta el 29 de julio.

Desde la compañía sostuvieron que quienes sean identificados serán “duramente sancionados” y advirtieron que las normas aeronáuticas prohiben a los pilotos aerocomerciales emitir opiniones personales a los pasajeros.

En el inicio de las vacaciones de invierno, los gremios aeronáuticos habían anunciado un paro en contra de la apertura del mercado aeronático y de la liberación de las tarifas, pero el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria.

La protesta de los pilotos se da en un momento en el que Aerolíneas Argentinas espera un récord de pasajeros durante el receso invernal, con un promedio de 38.000 pasajeros diarios. La ruta Buenos Aires – Bariloche cuanta con 9 vuelos diarios de lunes a viernes y 12 frecuencias diarias los sábados y domingos, lo que representa un 11% más de asientos ofrecidos con respecto a la temporada de invierno del 2017. Durante este período, Bariloche tendrá también un vuelo diario desde y hacia Rosario, mientras que la ruta Córdoba – Bariloche dispondrá de 8 frecuencias semanales, y la ruta Bahía Blanca – Bariloche se operará durante julio y agosto con 3 frecuencias semanales.

Por InfoBae