Aerolíneas

Estados Unidos pone fecha límite a Volaris y VivaAerobus.

Las aerolíneas mexicanas Volaris y VivaAerobus tendrán que acelerar el paso si quieren utilizar los horarios de aterrizaje y despegue (conocidos en la industria como slots) que Aeroméxico y Delta cedieron en el aeropuerto de la Ciudad de México y en el neoyorquino John F. Kennedy.

Estados Unidos aprobó la alianza entre Aeroméxico y Delta con la condición de que cedieran 28 slots diarios en el aeropuerto de la Ciudad de México y en el de Nueva York, para impulsar la competencia. De esos ya se han entregado 16, que recibieron Alaska Airlines, JetBlue, Southwest, VivaAerobus, Volaris e Interjet.

Ahora, el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés) determinó que sólo se cedieran tres slots más, que únicamente podrán ocuparse para la temporada de verano 2018.

En solicitudes previas, Volaris y VivaAerobus pedían al DOT una exención para utilizar estos slots hasta el invierno, debido a retrasos en la asignación de los horarios anteriores y a pedidos de nuevas aeronaves que tienen con el fabricante europeo Airbus.

“Aunque simpatizamos con la posición de Volaris, dados los retrasos e incertidumbre que ocurrió en el proceso (…), estamos de acuerdo con los solicitantes de la alianza (Aeroméxico y Delta), que en la orden final no provee una extensión para el proceso de la fase dos más allá de la temporada de verano de 2018”, concluyó el DOT en su resolución final.

Las aerolíneas mexicanas de bajo costo tendrán que notificar a Aeroméxico y Delta antes del 27 de agosto próximo si utilizarán dichos slots antes del 27 de octubre de este año.

“Afirmamos nuestra decisión de permitir a las aerolíneas la flexibilidad de comenzar su servicio tan tarde en el verano como sea necesario, antes de octubre de 2018”, añadió el DOT.

De ser así, Volaris recibirá dos slots para operar vuelos Ciudad de México-San José y la ruta México-Chicago. VivaAerobus lo utilizaría en el aeropuerto John F. Kennedy.

Por: Adrián Estañol – Expansión

Foto: Carlos Vaz – PR Planespotters