Incidentes y Accidentes

Malasia difundirá el 30 de julio el informe final sobre la desaparición del vuelo MH370.

Las autoridades de Malasia harán público el 30 de julio el esperado informe final sobre el vuelo MH370 de la compañía Malaysia Airlines, que desapareció de los radares el 8 de marzo de 2014 con 239 personas a bordo cuando volaba de Kuala Lumpur a Pekín, según ha informado el Ministerio de Transportes malasio este viernes.

En mayo, el Gobierno de Malasia decidió suspender operación financiada por empresas privadas para la búsqueda submarina de los restos del avión, cuya desaparición se ha convertido en uno de los mayores enigmas de la historia reciente de la aviación de pasajeros.

El ministro de Transportes malasio, Anthony Loke, ha contado que el equipo que ha investigado lo sucedido informará a las familias de los pasajeros el 30 de julio sobre sus conclusiones. “Cada palabra grabada por el equipo de investigación se pondrá en este informe”, ha indicado el ministro, en declaraciones a los periodistas, antes de señalar que habrá una rueda de prensa tras la reunión a puerta cerrada con las familias.

“Estamos comprometidos con la transparencia con este informe”, ha asegurado Loke. “Se someterá por completo a discusión, sin ninguna edición, adición ni redacción”, ha subrayado.

El informe se publicará en Internet, con copias entregadas a las familias y a los medios acreditados, según ha señalado el ministro de Transportes malasio. “Toda la comunidad internacional tendrá acceso al informe”, ha apostillado.

Voz 370, un grupo que representa a los familiares de los fallecidos en el siniestro aéreo, emplazó en su momento al Gobierno malasio para que hiciera una revisión del caso, incluyendo “cualquier posible falsificación o eliminación de documentos relacionados con el MH370 y su mantenimiento”. Los únicos restos confirmados del avión siniestrado, un Boeing 777, son tres fragmentos de ala encontrados en el océano Índico.

La búsqueda del avión de Malaysia Airlines fue cancelada el 29 de mayo, cuando la empresa estadounidense Ocean Infinity había revisado un área de unos 112.000 kilómetros cuadrados en el sur del océano Índico en tres meses, sin lograr hallazgos significativos.

Esta operación ha sido la segunda mayor búsqueda después de que la que completaron sin éxito las autoridades de Australia, China y Malasia en una zona de unos 120.000 kilómetros cuadrados en 2017, con un coste estimado de unos 200 millones de dólares australianos (uno 126 millones de euros).

El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, ha afirmado que el Gobierno estudiará retomar la búsqueda de la aeronave si aparecen nuevas pistas.

Por: EuropaPress