Aerolíneas

Norwegian sale de pérdidas en el primer semestre y gana 26,8 millones.

Norwegian ha abandonado los ‘números rojos’ al registrar unas ganancias de 254 millones de coronas noruegas (26,8 millones de euros) en el primer semestre, frente a unas pérdidas de 2.182 millones de coronas noruegas (230,5 millones de euros) gracias a la reducción de costes, según los resultados publicados hoy por la compañía.

El fundador y consejero delegado de la compañía, Bjorn Kjos, se mostró satisfecho y atribuyó la vuelta a los números negros a la reducción de los costes unitarios, que se han reducido un 6% en el primer semestre del año (un 13% excluyendo el coste del petróleo), así como “el mayor crecimiento de su historia” en el tráfico de pasajeros de la compañía.

De enero a junio, la facturación de la tercera aerolínea de bajo coste en Europa por tamaño aumentó un 32%, hasta los 17.220,5 millones de coronas noruegas (1.819,59 millones de euros).

Durante el primer semestre, Norwegian tuvo un resultado neto de explotación (Ebit) negativo de 2.072,8 millones de coronas noruegas (219 millones de euros), una cifra que mejora en un 19% los resultados del mismo periodo de 2017. En cuanto al resultado bruto de explotación (Ebitda) fue también negativo, hasta los 1.352,7 millones de coronas noruegas (142,93 millones de euros).

Por su parte, el resultado bruto de explotación antes de amortizaciones y alquileres (Ebitdar) mejoró un 81%, hasta los 738,4 millones de coronas noruegas (78 millones de euros) respecto al primer semestre de 2017.

De enero a junio, la compañía registró unos gastos totales de 17.220,5 millones de coronas noruegas (1.819,47 millones de euros), un 30% más que durante el primer semestre de 2017.

CRECIMIENTO DE COSTES

En concreto, sus costes operativos ascendieron a 16.482 millones de coronas noruegas (1.741,4 millones de euros), un 30% más que en el primer semestre del año precedente. De este total, la partida de carburante aumentó un 67%, hasta 5.460,9 millones de coronas noruegas (576,86 millones de euros).

De su lado, el gasto de mantenimiento técnico subió un 26% y los gastos por ventas y distribución se incrementaron un 13%, los gastos en ‘handling’ repuntaron un 45%, las tasas aeroportuarias y gastos de personal un 21% y 32%, respectivamente.

La compañía noruega ofertó un 43% más de asientos por kilómetro en el primer semestre, periodo en el que el tráfico de pasajeros repuntó un 42% y el transporte de pasajeros se incrementó en un 14%, hasta los 17,45 millones de viajeros.

En el segundo trimestre, de abril a junio, la aerolínea también registró un beneficio neto positivo, hasta 300,3 millones de coronas noruegas (31,7 millones de euros) frente a las pérdidas de 690 millones de coronas noruegas (72,87 millones de euros) de 2017.

En el mismo periodo, la compañía aérea noruega aumentó sus ingresos un 32%, hasta los 10.227,9 millones de coronas noruegas (1.080 millones de euros). Su Ebit también fue positivo, con ganancias de 153,6 millones de coronas noruegas (16,22 millones de euros), frente a pérdidas de 862,9 millones de coronas noruegas (91,1 millones de euros).

Por su parte, el Ebitda sumó en el segundo trimestre 537,9 millones de coronas noruegas (56,8 millones de euros), lo que supone, un dato 8,2 veces superior al del periodo de abril a junio de 2017. El Ebitdar se situó en 1.618,9 millones de coronas noruegas (170,97 millones de euros), un 64% más.

PERSPECTIVAS Y RIESGOS PARA 2018

La aerolínea de bajo coste ha afirmado que, si bien las perspectivas en cuanto a clientes están siendo positivas en lo que va de año, esperan reducciones de la venta de billetes en el tercer trimestre, que abarca el fin del verano.

Asimismo, muestra su preocupación por las huelgas que se están viviendo en el sector, el ‘Brexit’ y el incremento de la competitividad, así como los acentuados cambios en el precio del petróleo y el cambio de divisas, que podrían generar un alto impacto en su negocio.

Del mismo modo, el equipo de Norwegian ha destacado que continuará trabajando en su poder competitivo a través de la eficiencia de los costes unitarios, que quieren reducir hasta el rango de las 425.000 coronas noruegas (44.881,6), si bien advierten del riesgo de un aumento en la capacidad industrial por encima del crecimiento en el mercado.

La compañía ha anunciado un aumento en la oferta del 40% para 2018, con dos nuevos Boeing 737-800, once 787-9 y doce 737MAX . También adquirirán tres unidades de A320neo, que arrendarán a la compañía aérea hongkonesa HK Express.

Por EuropaPress

Foto: N94504