Incidentes y Accidentes

Un avión de Qantas debió regresar a tierra por un pasajero descontrolado.

Un vuelo de la aerolínea australiana Qantas que iba de Perth, en el oeste de Australia, a Londres, regresó alrededor de dos horas después de haber despegado debido a un pasajero agresivo.

El hombre violento quedó detenido en el mismo instante en el que aterrizó el avión por personal policial que lo estaba aguardando y aún está siendo interrogado.

Los pasajeros que volaban con él dijeron a ABC que el hombre había estado actuando de forma extraña y se había encerrado en el baño durante más de una hora poco después de despegar en uno de los viajes más largos del mundo. Cuando finalmente salió, empezó a gritar a los otros pasajeros y a enfrentarse buscando pelea.

Una de las testigos que compartía avión, Christine Kohli, afirmó que la tripulación de cabina pidió ayuda a los pasajeros para tratar de calmar al hombre. “Solicitaron ayuda a algunos pasajeros varones. Entiendo que estaba atado en la parte trasera del avión”, relató.

Qantas tuvo que reprogramar el vuelo. La aerolínea se disculpó por las molestias causadas, pero mediante un comunicado sostuvo que tiene tolerancia cero con respecto a los comportamientos conflictivos a bordo de sus aviones.

Por Clarín

Foto: Stefan Pompert