La Industria

Rolls-Royce reconoce que no podrá entregar a tiempo motores para los A330neo.

Rolls-Royce se enfrenta a obstáculos de producción en el motor del nuevo avión A330neo de Airbus, justo cuando el fabricante de aviones europeo se apresura para cumplir los objetivos de entrega este año, publicó Bloomberg.

Sólo 10 motores Trent 7000 habrán sido entregados a finales de octubre, dijo el fabricante londinense en una carta a los empleados en la que describía “los retos técnicos y operativos”. La producción es “muy inferior” a la de los 30 motores prometidos, por lo que Airbus podrá entregar 15 de los aviones de fuselaje ancho a las compañías aéreas a finales de año, según la nota.

“Hemos causado a Airbus un problema importante, y estamos trabajando con ellos para gestionar la situación con los clientes y arrendadores de las compañías aéreas”, dice el memorándum.

En un comunicado de prensa, Rolls-Royce dijo que redujo su objetivo de entrega de motores – para todos los tipos de grandes turbinas de aviones comerciales – en 50 a un total de alrededor de 500 para este año, añadiendo que “tales problemas en las primeras etapas de un nuevo programa de motores no son poco comunes en nuestra industria”.

“A medida que avanzamos hacia 2019, confiamos en que los volúmenes de producción y entrega de Trent 7000 aumentarán significativamente para cumplir con nuestros compromisos con los clientes”, dijo Rolls-Royce.

Los tropiezos de la fábrica amenazan con acumular nueva presión sobre Rolls-Royce, que ya está luchando con fallas de diseño en el modelo Trent 1000, que impulsan el Dreamliner 787 de Boeing. Se espera que el A330neo debute en las próximas semanas, con un año de retraso respecto a su calendario inicial.

Pagos de compensación

“Extrapolamos que el impacto financiero en Rolls-Royce será el pago de compensaciones a Airbus y a las aerolíneas, y la acumulación de inventario hasta el final del año”, dijo Robert Stallard, analista de Vertical Research Partners, en una nota. “El impacto de las ganancias y pérdidas podría ser irónicamente positivo, ya que las entregas de equipos originales de Trent 7000 serán deficitarias, y los beneficios vendrán del mercado de recambios.”

Para Airbus, los retrasos del A330neo amenazan con perturbar el esfuerzo de la empresa por producir un número récord de aviones en el último trimestre de 2018.

Airbus se negó a hacer comentarios antes de los resultados del tercer trimestre, programados para el 31 de octubre.

Las entregas tardías en el Trent 7000 “están causando un impacto en el cliente y un viento en contra financiero para nosotros este año”, según la carta. El fabricante de motores con sede en Londres corre el riesgo de sufrir penalizaciones si no cumple los plazos contractuales para la entrega de los nuevos motores. Si las aerolíneas necesitan arrendar aviones, es posible que la compañía también tenga que cubrir ese costo.

La aerolínea islandesa WOW Air dijo a principios de este mes que sus dos A330neo se entregarían en febrero en lugar de noviembre debido a los retrasos. Como resultado, la aerolínea dijo que cancelaría varias rutas hasta abril.

“Nuestra prioridad siempre ha sido asegurar que este motor cumpla con las expectativas de los clientes en cuanto a su puesta en servicio y hemos visto muy buenos atributos de rendimiento durante una rigurosa fase de pruebas”, dijo Rolls-Royce. “Seguimos trabajando muy de cerca con Airbus y nuestros clientes en los detalles del programa de entrega.”

Rolls-Royce ya ha destinado 1.300 millones de libras (1.700 millones de dólares) en cargos hasta 2022 relacionados con el Trent 1000, a medida que la compañía desarrolla arreglos y los clientes de las aerolíneas se ven obligados a retirar 787 del servicio para reparaciones.