Incidentes y Accidentes

Indonesia publica el miércoles el primer informe sobre el accidente del avión de Lion Air en el mar de Java.

Los investigadores harán público este miércoles su primer informe sobre el accidente del avión Boeing 737 Max 8 de la aerolínea de bajo coste Lion Air que se estrelló en el mar de Java el 29 de octubre con 189 personas a bordo, en lo que ha sido la segunda mayor tragedia aérea que ha vivido el país asiático.

El informe, que se publicará cuando todavía continúa la búsqueda de la ‘caja negra’ que graba las conversaciones en cabina, recopilará los avances de los investigadores aunque no se espera que exponga conclusiones sobre el siniestro.

Sin embargo, los investigadores han dicho que centran su atención en el sistema de prevención de entrada en pérdida del avión siniestrado, un Boeing 737 Max 8.

Los sistemas de la aeronave, según los datos desvelados por la ‘caja negra’ que recoge los parámetros de vuelo, señalan que hubo una pérdida de altura debido a un indicador estropeado y que el piloto recibió un aviso de la aeronave con una vibración de su mando de pilotaje, según contó la semana pasada en el Parlamento indonesio Nurcahyo Utomo, uno de los investigadores de la Comisión de Nacional de Seguridad en el Transporte (KNKT).

“El Sistema de Aumento de las Características de Maniobras (MCAS), una nueva modificación automática en el modelo que se estrelló, se activó y dirigió el morro del avión hacia abajo para prevenir una caída”, explicó Utomo. Los pilotos entonces lograron contrarrestar con éxito la pérdida antes de que el avión finalmente terminara estrellándose en el mar de Java unos minutos después de su despegue del aeropuerto de Yakarta.

El mismo sistema de prevención de entrada en pérdida se activó en el avión en el vuelo de la noche anterior pero los pilotos en esa ocasión consiguieron desactivar el sistema, según el relato de Utomo. El accidente ha sido el primer que sufre esta nueva versión de la serie 737 de Boeing, el modelo 737 Max, que entró en servicio hace un año.

La KNKT ha asegurado que el manual de vuelo de Lion Air no describía el uso y comportamiento del sistema MCAS ni tampoco los manuales de vuelo de las aerolíneas estadounidenses, según los sindicatos de pilotos norteamericanos.

Sin embargo, el procedimiento en cabina para abordar un problema con un desestabilizador fuera de control continúa siendo el mismo que con los modelos más antiguos de la serie 737. El consejero delegado de Boeing, Dennis Muilenburg, aseguró a comienzos de noviembre que su compañía ha facilitado “toda la información que se ha necesitado para hacer volar con seguridad” aunque el manual y los métodos de entrenamiento con este modelo han sido cuestionados desde el siniestro.

En respuesta a las conclusiones iniciales derivada de los datos desvelados por la ‘caja negra’ con los parámetros de vuelo, Boeing envió a las aerolíneas un boletín en el que reiteraba sus procedimientos y les aconsejaba que incluyeran información sobre el sistema MCAS en sus manuales, una recomendación que ha asumido la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos y la ha convertido en una obligación.

Una portavoz de Boeing no ha querido hacer declaraciones sobre la investigación pero sí que ha contado que la compañía está discutiendo las funciones del MCAS con más de 60 aerolíneas en todo el mundo desde 2016.

Además, las prácticas de mantenimiento y de formación de pilotos de Lion Air también están siendo analizadas desde que los investigadores señalaron que el avión siniestra tenía problemas con los indicadores de velocidad aérea en sus últimos cuatro vuelos.

Lion Air, que es una de las mayores aerolíneas de bajo coste de Asia, ha afirmado que ya ha solucionado todos los problemas relacionados con incidentes previos. La mayoría de los accidentes aéreos vienen provocados por una suma de factores y las investigaciones suelen tardar un año en completarse.

Se prevé que los investigadores centren su informe en datos técnicos de la ‘caja negra’ con los parámetros de vuelo, que contiene 69 horas de información de los 19 últimos vuelos realizados por la aeronave aunque también podrían incluir recomendaciones inmediatas si hay problemas de seguridad graves.

La búsqueda de la ‘caja negra’ que almacena las conversaciones en cabina (CVR, por sus siglas en inglés) continúa con dificultades después de que los investigadores aseguraran la semana pasada que ya no emitía señales acústicas.

“Todavía estamos esforzándonos para encontrar la CVR, que es muy importante. La CVR está relacionada con la credibilidad del país, por lo que, con ella, podemos evitar que el mismo incidente se repita”, afirmado ante el Parlamento indonesio el jefe de la KNKT, Soearjanto Tjahjono.

Por EuropaPress